Javier Cohen, ex pretendiente de ‘MYHYV’ cuando estaba Oriana Marzoli en el trono, ha sido condensado por dejar morir a su perro de hambre

Javi Cohen aparecía como pretendiente de Oriana Marzoli en el famoso dating show, entonces emitido en Telecinco, ‘MYHYV‘. Corría el año 2013 y Emma García se encargaba de presentar este espacio que ahora se emite en Cuatro y nadie podía suponer, que años más tarde, ese chico iba a ser condenado por una delito que ha conmovido a los seguidores de este famoso programa.

En junio de 2016, Cohen llevó a su perro, un precioso bulldog americano de 3 años, a la protectora de animales de Paterna, en Valencia, para que lo sacrificasen. El joven ya mostró una actitud muy sospechosa porque dio un nombre y DNI falso y aseguró haberse encontrado el perro en la calle. Curiosamente, uno de los voluntarios conocía al perro y a su dueño por lo que los responsables de la protectora detectaron que su versión no encajaba con la situación y lo denunciaron a las autoridades.

Según al auto dictado por la fiscalía contra Javi Cohen: “El can se encontraba en una situación extrema, deshidratado, desorientado, con caquexia extrema y una leishmaniosis no tratada” Por estos graves hechos, la fiscalía solicitaba 18 meses por un delito de maltrato de animal doméstico. Pero lo Penal de Valencia, aunque el joven reconocía que sí había dejado morir a su perro, llamado ‘Mack‘, de hambre, decidió que era mejor condenar a Cohen a sólo 9 meses de cárcel.

El pequeño Mack de 3 años, en estado famélico y deshidratado | Valencia Plaza

Evita la cárcel con un curso de sensibilización y reeducación en habilidades sociales

Cohen asesinó a su perro, poco a poco, negándole el alimento y no tratándole la grave enfermedad que padecía, aún así ha logrado evitar la cárcel haciendo un curso de sensibilización y reeducación en habilidades sociales. Además tendrá que abonar 117 euros por lo costes judiciales que irán destinados a la Asociación Movimiento y Desarrollo por la Protección Animal (Modepran). Cohen tampoco podrá tener a su cargo a ningún animal durante dos años y medio.

Hay que incidir en que el joven tiene antecedentes penales por un delito de violencia de género en Toledo, motivo de más para que no le rebajases la condena. El can finalmente  fue sacrificado porque se encontraba en pésimas condiciones de salud y sin posibilidad de recuperación, tras sufrir maltrato continuado por parte de su dueño.