Jennifer Lara, quien saltó a la fama tras su trono en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ (MYHYV’), ha mostrado su increíble cambio físico tras haber dado a luz a su primer bebé, Ángel

Jennifer Lara, ex tronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa‘, (‘MyHyV’), ha mostrado su cambio físico tras haber dado a luz a su primera hija junto a su pareja. La joven mostraba su preocupación al poco de haber nacido la pequeña Ángel, por su tono de piel amarillenta. Tranquilizaba a sus casi 330.000 seguidores, cuando consultó sus dudas con un médico. Éste le aseguró que se le iría quitando con la lactancia y la luz.

Ya han pasado dos meses desde que Ángel llegara al mundo y tocaba volver a la rutina. Tenía claro que quería volver a recuperar su espectacular figura tras el embarazo, pero como todas la mamás saben, es una ardua tarea que se complica cuando tienes que cuidar de un bebé lactante.

Jennifer parece tener un metabolismo privilegiado, y con un poco de esfuerzo, ha logrado sólo en dos meses, volver a lucir el vientre totalmente plano. Así lo mostraba la joven influencer en su perfil de Instagram, donde la gran mayoría de sus seguidores han comentado positivamente su cambio.

Jennifer Lara, ex tronista de 'MyHyV', y su sorprendente transformación física

El espectacular cambio físico de Jennifer Lara en sólo dos meses tras dar a luz a su bebé

El cambio de Jennifer en sólo dos meses ha sido impresionante, y para muestra, un botón. Las fotos del antes y el después nos dan una idea de los kilos que ha tenido que bajar la joven para volver a lucir un cuerpo escultural.

Jennifer Lara, ex tronista de 'MyHyV', y su sorprendente transformación física

Ella misma se confesaba en un ‘stories‘ de esta famosa red social donde hemos podido saber, que ha llegado a bajar 13 kilos que engordó durante su embarazo y que comenzó a realizar ejercicio 1 mes y medio tras dar a luz.

Jennifer ha querido confesar también como lleva estar confinada en su hogar debido a la cuarentena del Covid-19, con un bebé de pocos meses: “La verdad que mal, pero ahora mismo es lo que toca. La sacamos un ratito al patio para que la dé el aire. Lo peor que llevo es que la familia no pueda disfrutar de ella