Jordi González caza a Lydia Lozano con un anuncio en el que te pagan 300 euros por divorciarte

El presentador Jordi Gónzalez “pilla” a Lydia Lozano, después de que a esta se le cayera un anuncio sobre divorcios

Desde que se inició la nueva edición de ‘Supervivientes’ el popular reality nos ha dejado ya muchos momento gloriosos. Principalmente, esos momentos los han protagonizado sobre todo los concursantes.

Sin embargo, también los propios colaboradores del programa, que cubren todo los días en el plató las noticias que surgen alrededor del concurso, suelen dejar algunas anécdotas o noticias referentes a ellos.

El caso más reciente es el de la veterana tertuliana madrileña Lydia Lozano. La periodista de 58 años sufrió ayer un desliz del que se dio cuenta el presentador Jordi González durante la emisión del programa ‘Conexión Honduras’.

Mientras los colaboradores se encontraban sentados en el sofá del plató del programa y el presentador catalán caminaba hacia ellos, ocurrió una divertida anécdota.

Jordi se dio cuenta de que en el suelo había algo tirado. Mientras el periodista y presentador de 56 años se agachaba para recogerlo exclamó: “Aquí ha caído un bonobús o algo”.

Jordi González caza a Lydia Lozano con un anuncio en el que te pagan 300 euros por divorciarte

Cuando Jordi recogió el objeto del suelo, se dio cuenta que se trataba de una tarjeta sobre un anuncio de divorcios. Al momento y ante la sorpresa e incredulidad de los colaboradores, el presentador exclamaba “¡Te dan 300 euros por divorciarse!”.

Aunque los tertulianos sonreían sin parar, la fuerte risa de Lydia Lozano terminó por delatar que era a ella a la que se le había caído la tarjeta. La colaboradora madrileña quiso enseguida aclarar la situación y dijo “Charly, todo bien, ¿eh?”.

Un Jordi irónico le devolvía la la tarjeta a Lydia y le preguntaba a Sofía si se imaginaba que “Lydia llegaría a pedir el divorcio por 300 euros”, ante las risas de los demás colaboradores.

La veterana presentadora dejó claro que por el momento no tiene pensado divorciarse, aunque le paguen por ello 300 euros.