Jorge Bárcenas, de fiesta sin su novia, Victoria Federica

Victoria Federica y Jorge Bárcenas han sido pillados en varias ocasiones saltándose las normas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus

Lo cierto es que es muy raro ver a Victoria Federica y a Jorge Bárcenas por separado. La hija de la Infanta Elena no se ha separado del joven DJ desde que se conocieran el año pasado en Marbella, durante la celebración del multitudinario festival ‘Starlite‘. Ambos son asiduos de la noche madrileña, algo normal ya que éste ‘pincha’ en los locales que suelen frecuentar.

Pero la polémica parece perseguir a la nieta mayor del emérito Don Juan Carlos. Son muchas la veces que las cámaras de los paparazzis han pillado a la pareja saltándose las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos autonómicos para luchar contra la propagación del coronavirus. En una ocasión, incluso tuvo que intervenir la policía para desalojar el local de ocio en el que se encontraban con varios amigos, porque se habían excedido del horario de apertura.

Desde Casa Real parece que han hecho una llamada de atención a la joven, ya que cada vez son más frecuentes sus salidas en los medios, y no precisamente por dar ejemplo, sino por todo lo contrario. La hermana de Felipe Juan Froilán tuvo un desagradable encontronazo con un reportero, con el que tropezó. casi se cae de bruces, un polémico suceso que quizás colmó la paciencia de su familia.

Jorge Bárcenas en compañía de tres jóvenes y ninguna de ellas es Victoria Federica

Ahora, Jorge Bárcenas, novio de Victoria Federica y en plena víspera de Nochebuena, ha sido visto sin su compañía, pero bien custodiado por tres jóvenes que portaban la mascarilla obligatoria. Él, sin embargo, lucía su mascarilla de manera irregular, apoyada sobre la barbilla y dejando al descubierto su nariz.

Lo que más ha sorprendido es que entre esas tres jóvenes no se encontrara la Royal. Muchos han supuesto que ha hecho caso a los reproches de Casa Real por su continuas apariciones en los medios, mientras que otros apuntan a que quizás la pareja haya decidido tomarse un descanso.