Jorge Javier Vázquez confiesa y augura un 'futuro negro' entre Adara y Gianmarco

El presentador preferido de Telecinco se ha sincerado en su blog semanal de una conocida revista sobre la pareja del ‘momento’ de estas últimas semanas, y confiesa que no da ‘un duro’ por esa relación

Jorge Javier Vázquez se ha atrevido a confesar en su columna semanal donde colabora, vaticinando que no ve futuro a la relación de Adara Molinero y Gianmarco Onestini. “Cuando me contaron que Adara iba a entrar en ‘Gh Vip’, jamás pensé que iba a acabar convirtiéndose en la protagonista absoluta de la edición”, confiesa Jorge Javier.

El catalán fue el encargado de presentar la edición de ‘Gran Hermano 17’, en la que Adara se daba a conocer. Jorge la recuerda como una buena concursante, que “disfrutó el programa y lo vivió a fondo”, y además añade que “No llegó a la final pero lo merecía”.

Tras terminar este reality, el empresario reconoce que no supo más de la vida de la joven modelo, “perdí la pista…Hasta que llegó ‘Gh Vip 7’ y lo reventó”.

Lo cierto es que el presentador nunca ha escondido la debilidad que siente hacia la madrileña, y ahora por primera vez explica el por qué: “Es absolutamente magnética. Aparte de tener un primer plano apoteósico, desborda tanta emocionalidad que es imposible despegarse de la pantalla cuando intenta explicarnos qué o cómo se siente”.

Jorge reconoce también que no ve futuro en la pareja del momento, por las tantas diferencias que hay entre ambos: “Se lleva muy pocos años con Gianmarco pero a su lado, el italiano parece un niño ilusionado y ella una mujer madura que intuye que lo suyo con el jovencito no podrá llegar a buen puerto porque la vida es muy cabrona“.

Jorge Javier Vázquez cayó rendido a la historia de amor de Adara y Gianmarco

No obstante, y pese a que cree que la pareja no tiene futuro, el de Badalona reconoce que le ha encantado la historia de amor del italiano y la madrileña vivida en la pequeña pantalla: “su historia con Gianmarco es una de las más bellas que he visto en televisión”.

“Esas miradas de fuego ese debatirse entre el querer y no poder, ese exprimir hasta el infinito el tiempo que pasaron juntos en la casa porque sabían que dentro estaban alejados de sus respectivas realidades”.

Finalmente el presentador concluyó con un deseo: “Me gustaría que Gianmarco y Adara fueran felices porque es una manera de demostrarle al mundo que sí se puede”. Habrá que esperar que pase el tiempo, para saber si tenía razón o no.

Jorge Javier Vázquez confiesa y vaticina un 'futuro negro' entre Adara y Gianmarco