El productor de televisión asegura que no reside en la vivienda desde julio

‘El programa de Ana Rosa’ publica que  Ángela Dobrowolski, mujer de Josep María Mainat, y que aún vive en la vivienda, estaría utilizado la casa para organizar encuentros sexucales. De hecho, según parece, estaría siendo anunciada en internet ofreciendo habitacioes “para escorts”.

Ante estas informciones que han salido a la luz pública, el propio productor ha roto u silencio. Josep María Mainat  se desliga de todo esta situación y afirma, en declaraciones a José de Santiago al diario ‘La Razón’, que no conocía nada de lo que está pasando ya que vive fuera de ese piso desde julio: “Se ha quedado de piedra al conocer lo que hacía Ángela, dice que tomará las medidas necesarias”.

Además, agradece el interés del periodista pero reitera que prefiere mantenerse “al margen” de lo que se dice y se publica. Por ello, está pensando en ofrecer un comunicado mejor que unas declaraciones.

Los supuestos estudios de Ángela

La periodista Isabel Rábago asegura que existe un testimonio que puede garantizar que el papel de Gabriel, supuesto amante de Ángela, en la casa era de “guardaespaldas” y no como fontanero como se había publicado.

Además, la periodista niega que Ángela dijera la verdad en cuanto a sus estudios, cuando decía estar en el último curso de la carrera de medicina: “No llegó a segundo curso”.

Ángela Dobrowolski tenía de plazo máximo para abandonar la casa el 5 de octubre

La mujer del productor de televisión debería haber abandonado la casa como máximo el 5 de octubre. Debería haberlo hecho por mandato judicial pero, aunque salió de la casa durante un tiempo escondida tras unas gafas de sol y una peluca regresó poco después a la vivienda.

El programa ‘Ya es mediodía’ se ha desvelado que en la vivienda, además de Ángela y su supuesto amante, Gabriel, vive también la familia del escort. Sin embargo, ya no hay suministro de agua corriente, con lo que podrían estar yendo a un baño de un restaurante cercano para asearse, según los vecinos.

Josep María Mainat 'de piedra' tras publicarse que su casa se alquilaba para encuentros sexuales
Josep María Mainat