Lydia Lozano

Lydia Lozano se ve obligada lo ocurrido entre Kiko Hernández y su marido Charly

Kiko Hernández ha asegurado que el esposo de Lydia lo ha investigado de manera personal, llegando inclusive hasta a perseguirlo. Por esta declaración del colaborador, Lydia Lozano se ha visto obligada a defender a su pareja y así demostrar que el hecho que Kiko Hernández atribuye como una acción de espionaje es una mera casualidad.

Según explica la colaboradora, Charly, su mardio, se encontraba recogiendo a un primo de un complejo turístico, cuando Kiko Hernández salió del hotel y lo vio en su camiioneta, deduciendo entonces que lo estaba espiando.

Por su parte, Kiko Hernández está convenido de las malas intenciones de Charly. Al parecer la relación entre el marido de Lydia Lozano y Kiko Hernández no es nada cordial. Además, el colaborador ha ido más allá y ha desvelado en ‘Sálvame’, que el marido de Lydia también lo investigó.

Según explica el colaborador de ‘Sálvame’, no es que enviara un investigador privado sino que fue el propio Charly quien lo siguió a él. Lydia Lozano tiene una explicación mucho más sencilla.

La explicación de Lydia Lozano ante las decaraciones de Kiko Hernández

Lydia Lozano, para explicar lo ocurrido entre su marido y Kiko Hernández, se remonta al tiempo en el que Alberto Isla comenzó a trabajar en una sala de Madrid cuya dueña es amiga de Kiko Hernández. Lydia Lozano comenta que recomendaron al ex de Isa Pantoja un hotel que está en frente de su casa. Este complejo turístico es muy apreciado por el matrimonio y se lo recomiendan a muchas personas cercanas.

Así fue como Kiko y Charly se encontraron. El marido de Lydia acudió a recoger a un primo suyo que también se hospedaba allí. “Cuando Kiko sale del hotel, se encuentra con Charly y vuelve a entrar”, para evitar saludarlo, ha contado la colaboradora. Esta casualidad fue la que llevó a Kiko Hernández a sospechar que el marido de la periodista le estaba espiando.

Kiko Hernández desvela en 'Sálvame', que Charly, el marido de Lydia Lozano, lo estuvo 'espiando'
Lydia Lozano