Kiko Hernández sorprende a todos en las redes con una foto inédita de su infancia

El colaborador de ‘Sálvame’ rescata de su baúl de los recuerdos una foto de cuando solo era un bebé

Puede que muchos desconozcan que la trayectoria del presentador y colaborador de televisión Kiko Hernández en la pequeña pantalla, se inició en el año 1995. Fue en un episodio de ‘Farmacia de Guardia’, y trabajando cono colaborador del programa ‘De que parte estás’ de Telecinco.

Sin embargo el colaborador de ‘Sálvame’ comenzó a ser conocido, a raíz de su paso por la tercera edición del reality ‘Gran Hermano’ celebrada en el año 2003. Tras su participación en el icónico programa de Mediaset, la popularidad de Hernández comenzó a crecer.

A partir de ahí fue colaborador del mítico programa ‘Crónicas Marcianas’ durante cuatro años, y de otros programas como ‘A tu lado’ donde estuvo cinco años, o ‘La Noria’, donde colaboró entre los años 2009 y 2011.

Pero fue en su larga etapa en ‘Sálvame’, que inició durante el mismo año del estreno del programa en 2009, donde el colaborador madrileño consiguió hacerse un hueco entre los colaboradores mas queridos por los seguidores del programa.

En los últimos días ha compartido un par de fotos de su pasado

Sin embargo y como muchos otros personajes mediáticos, Hernández también es asiduo a las redes sociales cuando su compromisos profesionales y personales se lo permiten. En ellas suele compartir cosas suyas de actualidad, pero a veces también de su pasado.

Hace menos de una semana el colaborador de televisión rescataba de su pasado una foto de cuando tenía 20 años, que terminó compartiendo con sus algo mas de 308 mil seguidores en la red social Instagram.

Una tierna foto de su infancia

Ahora el colaborador de 44 años ha vuelto a tirar de su baúl de los recuerdos, para compartir una nueva instantánea. En esta ocasión lo ha hecho tirando de una foto de su infancia, en concreto de cuando solo era un bebé.

La inédita foto ha encantado a su seguidores, quienes han destacado entre otras cosas lo “guapo” y “la carita de bueno” que tenía a esa tierna edad.