El colaborador con más peso e ‘intocable’ del programa de ‘Sálvame Diario’ ha atizado a cada uno sus compañeros de plató

Y es que el colaborador más polémico y ‘matador’ del ‘Sálvame Diario’ Kiko Hernández ha demostrado a lo largo de su carrera televisiva, que no se ‘casa con nadie’, y ha atizado sin previo aviso, uno por uno a cada uno de sus compañeros de programa (Belén Esteban, Chelo García Cortés, Terelu Campos) sin ningún remordimiento.

A continuación haremos un repaso de cómo el colaborador ha arremetido y criticado sin cortarse un pelo contra sus compañeros de programa, como Lydia Lozano, Chelo García Cortés etc..y hasta su mejor amiga Belén Esteban.

Al ex concursante de Gran hermano no le hizo ni pizca de gracia que en la boda de una de sus mejores amigas de plató, Belén Esteban, le registraran y así lo confesó en su día ante la audiencia: “Lo que menos me gustó fue la seguridad, excesiva. Revisaron los maleteros de los coches y, por supuesto, no se podía acceder al recinto ni con móviles ni con ningún dispositivo para mantener comunicación con nadie”.

Además el presentador se quedó helado cuando le quitaron su reloj de pulsera: “Ni siquiera estaban permitidos los relojes de última tecnología, y eso que no hacen fotografías. Yo, anteriormente, le había pedido permiso a la novia para poder llevar uno, pero ni con esas… Estuvimos incomunicados”.

Cierto es que la forma de trabajar en televisión que tiene Kiko, no deja ‘para nada’ a nadie indiferente. Tras lanzar en muchas ocasiones su famosas ‘bombas’ televisivas en complicidad además de sus jefes, cierto es que para algunos de sus compañeros de Sálvame, temen a Hernández: “El problema lo tienen ellos. Si tienen que ir a un psicólogo que vayan, la culpa no es mía, es suya” confiesa el madrileño.

Hay que reconocer que Kiko está ‘bien mirado’ a ojos de sus jefes, tiene cierto poder en Sálvame…y eso se nota. En el caso de Anabel Pantoja, la cuál ha abandonado en diversas ocasiones el plató por culpa de Kiko y que con tan solo una mirada fulminadora, la sobrina de Isabel Pantoja ha acabado llorando por los pasillos…

También Hernández, la ha tenido en múltiples ocasiones con Lydia Lozano, la cual ella misma ha reconocido haber sido íntimos amigos en el pasado y que su relación de amistad acabó como el ‘rosario de la aurora’, después que ésta habló de su enfermedad.

La polémica enfermedad de Kiko

Esto al colaborador no le hizo ni pizca de gracia y rompió con Lozano para siempre. Kiko explicó en su momento que padecía cáncer de páncreas, afirmando en no dejarse vencer por esta enfermedad. A lo que una amiga suya declaró lo siguiente: “Es que Kiko, en el fondo, es muy inculto. Porque si llega a ser un poco más listo se inventa otro cáncer más fácil de curar”.

A pesar que Chelo García Cortés le obsequió con un carísimo reloj para congraciarse con el polémico colaborador, de nada le ha servido, ya que según salió de ‘Supervivientes’ Kiko declaró lo siguiente de Chelo: “Vete arrastrando a Marta para poder seguir cobrando”

Y además cargó contra lo más que le duele a Chelo, su pareja Marta Roca: “Lo que has hecho es defecar sobre este programa que ha ayudado a tu mujer cuando no tenía absolutamente nada”.

Por otro lado, María Patiño declaraba estas palabras:“Sé perfectamente lo que quieren los jefes y Kiko responde a sus intereses” .

El enfado de Kiko tras ser llamado ‘Cerdo’

El madrileño, también la tuvo ‘gorda’ con su ex compañera Terelu Campos, la cuál tuvo que abandonar el plató de Sálvame en varias ocasiones tras las duras críticas de Kiko, el cual ha asegurado que la hija de María Teresa Campos lo llamó ‘Cerdo’: “Tengo el honor de no pertenecer a la especie porcina. Si crees que soy un cerdo me lo dices a la cara”.

Según Rumore, el sueldo del colaborador estrella de Telecinco asciende a 250.00 euros al año, más lo que cobra por hacer publicidad. Este sueldo asciende cuando en algunas ocasiones Kiko ejerce de presentador. Se habla que su fortuna es más de dos millones de euros…

Kiko Hernández y sus ¡maldades! en 'Sálvame Diario' contra Belén Esteban, Chelo García Cortés, Terelu Campos