El colaborador del ‘Sálvame’ desvela como el ex concursante de ‘Supervivientes’ logró conseguir de forma ‘despiadada’ unas declaraciones del progenitor del niño que murió al caer en un pozo

Kiko Matamoros quita la careta a José Antonio Avilés sacando a la luz de cómo consiguió con muy ‘malas mañas’ una entrevista con el padre de Julen: “Es la cosa más rastrera que he oído”.

Según cuenta el controvertido colaborador de televisión, el señor Avilés publicó sin su permiso una conversación que tuvo personalmente con el padre de Julen y luego ganó dinero a su costa, vendiéndola sin el consentimiento del mismo.

“Es la cosa más rastrera que he oído yo a la hora de obtener entrevista”, manifestaba realmente indignado el padre de Diego Matamoros.

Y es que el empresario dice saber de muy buena mano como el joven colaborador de ‘Viva la vida’ obtuvo de forma no muy ética una entrevista con el padre del niño que dejaba a España consternada en aquel momento, y que falleció al caer en un pozo.

“La verdad es repugnante, cruel”, sentenciaba Matamoros. Y es que según ha podido averiguar Kiko, José Antonio había conocido a un primo de la familia en cuestión logrando su objetivo de acercarse y que le presentaran a José, padre de Julen:

“Tuvo una conversación con el padre ‘of the record’ (término periodístico que indica que esa conversación es privada y que no va a salir a la luz), ni se habla de publicar ni nada y él transcribió la conversación y la vendió”, explicó Kiko Matamoros.

José Antonio Avilés vendió dicha entrevista por 18.000 euros y luego pagó al padre de Julen 6.000 euros engañosamente

Según cuenta también Antonio Montero, el propio Avilés había contado que vendió su entrevista por 18.000 euros y Matamoros continuaba el relato revelando como reaccionó el padre de Julen:

“De repente ve que se ha publicado la conversación y al cabo de unos días recibió la llamada de Avilés”, continuaba contando el colaborador de ‘Sálvame’.

Al parecer el padre del niño le recriminó al supuesto ‘periodista’ que no sabía que se iba a publicar dicha entrevista y José Antonio para salir de esta, le habría ofrecido abonarle el importe íntegro de lo que le habían pagado por ella:

“Le hace llegar 6.000 euros, los cuales él declara y Hacienda le quita 1.500 euros, así que al parecer ha cobrado 4.500 euros por una cosa que vendió sin su autorización, sin su consentimiento y por un importe superior”, concluía un Kiko Matamoros muy cabreado.

Kiko Matamoros 'saca a la luz' cómo José Antonio Avilés consiguió 'engañar' al padre de Julen: "La verdad es repugnante, cruel"