Kiko Rivera, harto de críticas, carga contra sus seguidores en Instagram

Kiko Rivera ha estallado en redes sociales, tras las críticas por su cambio de actitud en el enfrentamiento con su madre y su tío

Kiko Rivera no sabe encajar las críticas y tampoco quiere leerlas ni oírlas. Lo cierto es que las redes sociales puede ser muy dañinas si no sabemos asimilarlas y tampoco sabemos ignorar las más destructivas. El caso de Kiko Rivera es un compendio de estos dos problemas y ha estallado en Instagram, haciendo lo que nunca se debe hacer: cargar contra tus seguidores en redes.

Kiko abría la caja de Pandora hace poco más de un año, cuando dejó a la altura del betún a su propia madre, Isabel Pantoja, y a su tío Agustín, a quien le dedicó duras palabras y a quien demandó en los juzgado por abuso del poder de ruina que se le otorgó en su día.

Pero la muerte de la madre de Isabel, Doña Ana Martin, ha vuelto a unir a madre e hijo, y suponemos que también a su tío, porque Kiko ha retirado la demanda que le había puesto en los Juzgados. Tras una exclusiva en la revista ‘Lecturas’, el DJ revelaba esta información pero cargaba contra una persona que quizás no tuvo tanta culpa coo él en toda esta polémica: su prima, Anabel Pantoja.

Kiko Rivera carga contra sus seguidores en Instagram

Y las críticas, claro está, llegaron. Muchos de sus seguidores han afeado la actitud de Kiko para con su prima, sobre todo porque parece cambiar de opinión como de chaqueta. Para salir del paso y no autoinculparse, ha decidido señalar a su prima como el centro de todos sus males, cosa que no ha gustado nada en redes.

Al igual que está haciendo con Anabel, ha vuelto a hacerlo con algunos del sector más crítico de sus seguidores en Instagram: “La pechá de bloquear que me estoy dando… La mayoría no tenéis ni pu****ma idea. Quizás porque a ellos no les ha pasado. Siempre he dicho la verdad y cómo me he sentido en ese momento. No me arrepiento de nada, pero la teoría no es igual que la práctica. Sinceramente, quien no lo entienda me da exactamente igual. Tengo mi conciencia tranquila. Hice en cada momento lo que sentía y debía hacer” estallaba así Kiko, a través de stories en Instagram.

Avisaba también que tiene pruebas fehacientes de la implicación de su prima, Anabel Pantoja, en una especie complot contra él. “tengo mensajes que lo demuestran”. Animada al sector más críticos de su más de 1 millón de seguidores, a que le dejaran de seguir si su intención era solo meterse con él y criticarlos: “todo aquel que venga a molestar, insultar o lo que sea, les invito a que dejen de seguirme porque automáticamente serán bloqueados” Veremos si piensa lo contrario cuando los seguidores hagan mutis por el foro y su perfil se quede más pelado que la retaguardia de un mandril.