Kiko Rivera revela lo que hizo Mila Ximénez por él en su etapa más dura

Kiko Rivera habló en directo con Emma García en ‘Viva la Vida’ y reveló el emotivo gesto que tuvo Mila Ximénez para tratar de reconciliarlo con Isabel Pantoja, su madre

Kiko Rivera ha querido rendir su más sincero homenaje a Mila Ximénez. Lo hizo en su perfil de Instagram al poco de fallecer la periodista sevillana, pero ahora ha querido hablar a la audiencia de Telecinco, cadena en la que trabajaba la ex de Manolo Santana, para sincerarse sobre su especial relación que había nacido solo unos meses antes.

Su estrecha amistad surgía cuando ésta quiso que confesara todo aquello que había callado durante toda su vida. Mila lograba que Kiko Rivera concediera la entrevista mas dura de su vida, en la que marcó un antes y un después, dentro del clan Pantoja. Confesaba así que su vida no había sido tan idílica como la tonadillera había vendido a las revistas.

La describía como una mala madre, devorada por su personaje de folclórica siempre mostrando su cara de viuda de España. Kiko marcó distancias con su familia, y a día de hoy no tiene relación alguna con su madre, mientras que su tío, Agustín Pantoja, le ha demandado por apropiación indebida, estafa y administración desleal, según revelaba en exclusiva al medio ‘Lecturas‘.

 

Kiko Rivera da las gracias a Mila Ximénez por todo lo que hizo por él antes de fallecer

En medio de esta catarsis familiar, Kiko siempre estuvo arropado por Mila Ximénez, quien incluso aún sabiendo que tenía que luchar contra un agresivo cáncer de pulmón, no le importó sacar tiempo para interesarse por Kiko y tratar de intermediar para forzar una posible reconciliación.

Así de rotundo se ha mostrado el DJ en ‘Viva la Vida‘, donde dejó a la audiencia boquiabierta tras lo que Mila quiso hacer antes de morir.

“Recuerdo que estaba en casa y sonó el teléfono, serían las 11 de la noche. Escucho la voz de Mila. Para mí no era lo normal y me sorprendo. Entonces me comentó que había estado tres horas al teléfono con mi madre y a partir de ahí empezaron nuestras llamadas. Siempre va a ser una persona especial para mí, porque aunque estuvo en mi vida en un periodo corto apareció en el momento más difícil”

Mila, a pesar de haber sido la persona que le arrancó la mas duras de la confesiones a Kiko,  trató de acerca posturas para que madre e hijo hablaran y pudiera tener otra oportunidad de seguir siendo una familia. Algo que Kiko nunca va a olvidar y que siempre mantendrá en su corazón: “Eso es algo que le agradeceré siempre… Una persona tan enferma que se preocupase tanto por mí, yo es que no tengo palabras. Actuó conmigo como una verdadera madre… La pérdida de Mila ha sido un palo muy grande y nos ha dado mucha pena” revelaba con gran dolor el marido de Irene Rosales.