La actriz Úrsula Corberó confiesa en 'El Hormiguero' a que le tiene una gran fobia

La actriz catalana de 29 años reconoce que le tiene una gran pánico a las cucarachas

La última emisión de esta temporada de el ‘El Hormiguero‘ contó con la presencia de los actores Álvaro Morte y Úrsula Corberó. El programa que presenta el valenciano Pablo Motos, recibía a dos de los actores españoles de más actualidad en este momento.

Ambos actores interpretan a los personajes principales de la exitosa serie de Atresmedia, “La casa de papel”. Precisamente visitaban el programa que emite Antena 3 para presentar la temporada 3 de la serie. Esta se estrenará en Netflix el próximo 19 de julio.

La serie no solo ha roto fronteras. También se ha convertido en todo un éxito en muchas partes del mundo a través de la plataforma de streaming. Tal como indicó Pablo Motos, el incremento del presupuesto de la serie ha permitido rodar en países como Italia, Tailandia y Panamá.

Tanto Álvaro Morte (44 años) como Úrsula Corberó (29) hablaron de esa nueva temporada pero también de otras cosas. Ambos contaron varias anécdotas divertidas sobre el rodaje.

Por ejemplo cuando al actor Enrique Arce (Arturo en la serie) le cosieron la pierna de verdad en la primera temporada, y no dejaron de grabar.

La actriz Úrsula Corberó confiesa en 'El Hormiguero' a que le tiene una gran fobia

El actor Álvaro Morte recordó que fueron a Florencia para rodar escenas en la Piazza del Duomo. Rodaron también en la zona donde se encuentra el David de Miguel Angel. Allí se asombraron de la gran cantidad de gente que había en los alrededores.

De hecho, en un momento de descanso se acercaron al público para darles las gracias. Sin embargo, la gente incluso rompió las vallas para saludarlos. Úrsula Corberó confesaba que se había hecho daño rodando varias escenas de acción, ya que solo pesa 47 kg.

Aunque se lo pasó muy bien rodando la nueva temporada, la actriz comentó que no lo pasó bien en Panamá y Tailandia por culpa de las cucarachas. Corberó confesaba que son su gran fobia y que las que habían en Panamá tenían ojos como sapos, eran muy grandes y voladoras.