La arriesgada y millonaria inversión de Susanna Griso en plena pandemia de Covid-19

Susanna Griso ha emprendió una nueva aventura empresarial tras conocerse que se ha separado de su marido, el empresario catalán, Carlos Torras

A Susanna Griso no la para ni una pandemia. La presentadora de ‘Espejo Público’ en Antena 3, ha comenzado una nueva aventura empresarial por todo lo alto. Mientras muchos empresarios han echado el cierre debido a las restricciones de coronavirus, la presentadora catalana se ha arriesgado haciendo una inversión millonaria.

Susanna ya se ha reincorporado a su puesto de trabajo tras una vacaciones navideñas. Hace muy poco días saltaba la triste noticia de su separación. Susanna y Carlos Torras llevaban casados nada menos que 23 años. Fruto de este matrimonio nacían Mireia, Tomás y juntos se aventuraron a adoptar a su hija pequeña, Dorcette.

La presentadora de 51 años fue duramente criticada por asistir al concierto de Raphael en el que no se vio con buenos ojos que se reunieran tantas personas en un mismo recinto en plena pandemia de coronavirus.

La inversión millonaria de Susanna Griso en época de pandemia

Pero la presentadora de ‘Espejo Público’ siempre ha sabido lidiar con las polémicas y salir airosa de todas y cada una de ellas. Pero como decíamos al principio de este artículo, a Susanna no la detiene ni una pandemia mundial.

Según ha revelado el portal ‘Vanitatis’, la presentadora habría adquirido tres locales comerciales en un pueblo de Ávila por valor de 1,4 millones de euros. Se trata de unos locales situados en Las Navas del Marqués, que están siendo ya arrendados a una cadena de supermercados, por lo que es de suponer que mantendrá este contrato hasta su finalización.

Como dice el refrán, ‘quien no arriesga no gana,‘ pero resulta más que curioso que muchos empresarios de la noche, y otros muchos más, hayan tenido que echar el cierre debido a la duras restricciones de coronavirus y la presentadora de Atresmedia haya decidido que es momento de invertir. Aquí Susanna ha ido a lo seguro, ya que está arrendado a un supermercado y éstos no tendrán problemas a la hora seguir con su actividad empresarial aunque se declare un confinamiento restrictivo.