La border terrier del príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía de Suecia es rescatada de nuevo

border terrier del príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía de Suecia es rescatada

Esta es la segunda vez que la mascota de los príncipes suecos es rescatada tras desaparecer

Hace siete años el príncipe Carlos Felipe (42 años) y la princesa Sofía (36 años) de Suecia decidieron adoptar una perrita de raza border terrier, justo un año antes de que ambos contrajesen matrimonio en la Capilla del Palacio Real de Estocolmo.

Desde entonces la mascota, de nombre Siri, ha estado muy presente en la vida de los príncipes suecos. Así lo demuestran las numerosas fotos de la perrita juntos a los príncipes, incluidas las de los retratos oficiales de la familia.

La mascota disfruta sin duda con sus paseos, aunque su desbordante entusiasmo la ha llevado en alguna ocasión a provocar un gran susto a los príncipes. Y es que recientemente la border terrier escapó de Villa Solbacken (Estocolmo, Suecia), la mansión donde residen el príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía de Suecia, y no supo como regresar.

Afortunadamente todo quedó finalmente en un susto, ya que el pequeño terrier fue descubierto por una pareja de jóvenes mientras paseaban solo por el invernal parque real de Djurgården (Estocolmo).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Prinsparet (@prinsparet)

Una joven de 20 años y su amiga encontraron a la perrita perdida

Una joven de 20 años llamada Angelina Berge y su amiga vieron que una perrita comenzó a seguirlas, y acabaron dándose cuenta que parecía perdida. Así lo señalaban en unas declaraciones al periódico sueco Expressen:

“La perra estaba muy tranquila y se notaba que había paseado antes por allí y reconocía el camino. Entendimos que probablemente se había escapado. La acariciamos e intentamos que se sintiera segura”. 

Por ese motivo ambas decidieron comprobar un disco en el collar de la perrita, en el cual había escrito un número de teléfono. Sin embargo, tras llamar varias veces al número no encontraron respuesta. Tampoco pudieron contactar con una unidad de animales de la policía de Estocolmo.

Finalmente la amiga de Berge se dio cuenta que los príncipes vivían cerca de allí, y que tenían una mascota. Eso hizo que ambas buscaran en Google, y leyeran un artículo en el que se decía que el perro del príncipe se había escapado antes. Y es que en 2018 la perrita salió corriendo, y fue encontrada por la policía horas después.

Angelina señaló que llamaron a la perrita por su nombre ‘Siri, Siri’, y que al ver lo contenta que se puso intuyeron que probablemente se trataba de la perra del príncipe. Tras llevarla hasta la puerta principal de la residencia de los príncipes, fue el propio príncipe Carlos Felipe quien las recibió y les agradeció que trajeran de regreso a Siri.

Las jóvenes señalaron que el príncipe fue muy simpático y amable con ellas, y que les dio las gracias varias veces.