Massiel en el programa de Toñi Moreno "Aquellos maravillosos años"/Telemadrid

Las confesiones de la cantante Massiel en el programa “Aquellos maravillosos años” de Toñi Moreno en Telemadrid

No es la primera vez que la cantante Massiel confiesa el calvario que tuvo que pasar como ganadora de Eurovisión, pero ha vuelto a recordarlo dando más detalles sobre lo sucedido  aquellos años: manipulación, conveniencia, ataques e incluso robos.

Massiel tenía apenas 20 años cuando en el año 1968 mostraba todo su desparpajo sobre el escenario del Royal Albert Hall de Londres, dispuesta a ganar el certamen de Eurovisión como representante de España.

Y lo consiguió. Se hizo con el primer puesto tras cantar aquel reconocido La la la, cautivando a todos los espectadores. Aunque, a partir de este momento no todo fue color de rosas.

Cuenta Massiel  en el programa “Aquellos marivillosos años” que presenta Toñi Moreno e Telemadrid, “Me castigaron sin salir en la tele por decir lo que pensaba”.  Además, antes de incluso ser reconocida, quisieron echarla del colegio mayor por salir en la prensa.

Massiel durante su actuación en Eurovisión en el año 1968

El éxito de Massiel en Eurovisión durante la época franquista

El éxito de Massiel coincidió con la época franquista en España. Los titulares de los periódicos publicaban el éxito de España con todo tipo de opiniones. Por una parte los que alababan su hazaña, la mayoría adictos al régimen franquista y por otro, los que la ponían verde, criticando su vestido el pelo, el baile  los dientes..todo era motivo de crítica porque estaban en contra de todo.

La cantante vivió una época de manipulación y acoso por oponerse a lo que intentaban imponerle. Cuenta Massiel, que incluso se inventaron entrevistas enteras:  “En ABC sacaron un telegrama firmado a mi nombre que decía: ‘Pongo a los pies de España y de su excelencia el jefe del Estado este éxito en Eurovisión“.

Tras su triunfo en Eurovisión, a Massiel le concedieron el Lazo de Isabel la Católica, pero al enterarse que se lo quería poner Franco y que tenía que ir al Pardo, se negó, porque era consciente de lo que se estaba buscando era la imagen del régimen. Llegó a tener el Lazo pero posteriormente lo devolvió.

Tras su negativa de recoger el Lazo de manos de Franco estuvo años recibiendo los mismos ataques, incluso en su propio domicilio: “Entraron a matarme en mi casa en el año 75 con pistolas con silenciador”.

Massiel tuvo muchos enfrentamientos con su madre, pues parece ser que ella llevó mucho peor la fama de su hija. La cantante aseguró que tuvo que irse de casa por el estado en el que su madre se encontraba en ese momento: “Se le fue la cabeza”, aseguraba. Así, tuvo que abandonar su casa sola y sin dinero.