La actriz y presentadora madrileña se reinventó cuando su negocio se vio afectado por la borrasca Emma

A partir de la mitad de la década de 1990, una joven madrileña se convertía en poco tiempo en una de las caras más conocidas del mundo de la televisión de aquella época. Se trataba de la actriz y presentadora Raquel Meroño.

Desde su debut como azafata del concurso ‘Uno para todas’ en 1996, la madrileña inició un ascenso imparable hacia el éxito, participando como presentadora y también como actriz en algunos de los programas y series de las cadenas Antena 3, Telecinco o La 1.

Entre ellos destacan sus trabajos como presentadora en los programas ‘Pelotas fuera’ (1996) y ‘Menudas estrellas’ o sus participaciones en series como ‘Al salir de clase’, ‘Esencia de poder’, ‘Yo soy Bea’ y ‘Arrayán’.

En la mitad de la década del 2000, Raquel conoció a un reconocido empresario hostelero, Santi Carbones. Con el tuvo al año siguiente dos hijas gemelas llamadas Marthina y Daniela, que en la actualidad tienen 12 años.

La capacidad de superación de la actriz y presentadora Raquel Meroño ante la tragedia

En el año 2011 la pareja decidió contraer matrimonio y lo hicieron por el rito balinés. Ya en 2016 la pareja se unió a una amiga de la infancia de Raquel, para poner en marcha un chiringuito ubicado en una de las playas más exclusivas de Cádiz, al que llamaron Carbones 13.

Según confesó la propia actriz, decidió poner en marcha ese negocio por el futuro de sus hijas. Para ello invirtió mucho dinero en el. A Raquel todo parecía irle muy bien tanto en el terreno profesional como en el personal

Sin embargo la tragedia se cebó con su negocio en el mes de marzo de 2018. Este sufrió los terribles efectos de la borrasca Emma, que terminaron por asolar y destrozar completamente el chiringuito.

La capacidad de superación de la actriz y presentadora Raquel Meroño ante la tragedia
Antes y después de la tragedia que sufrió el negocio de Raquel Meroño,, tras el paso de la borrasca Emma.

La gran capacidad para los negocios de Raquel Meroño

A esa terrible tragedia se le sumó además -dentro del mismo mes- otro golpe duro en el terreno personal. Raquel anunciaba que se separaba de su pareja después de 7 años de matrimonio.

Gracias a su capacidad para los negocios, Raquel no solo logró superar estar adversidades sino que creó otro negocio más. Ahora es propietaria -además del chiringuito- de una empresa de localización de espacios, rockandloft.com.

Con esta empresa organiza fiestas privadas y otro tipo de eventos. Entre su cartera de clientes, hay actores, artistas, futbolistas e incluso presentadores. Esto refleja sin duda la capacidad de superación de Raquel antes los golpes que puede dar la vida cuando menos lo esperas.