Rocío Flores y Rocío Carrasco, una relación rota por un condena

Rocío Flores, hija de Rocío Carrasco y de Antonio David Flores, decidía marchar a Honduras para participar en ‘Supervivientes 2020′ y así cumplir uno de sus sueños. Pero alrededor de ella siempre están flotando los prejuicios, pero sobre todo un lastre familiar que siempre le recuerdan, por activa o por pasiva.

Justo antes de partir hacia Honduras, sospechosamente salía a la luz la sentencia de una juez sobre ella. Todo ocurría cuando la joven sólo contaba con 15 años y aún convivía son su madre, Rocío Carrasco, con el marido de ésta, Fidel Albiac y con su entonces hermano pequeño, David.

La nefasta mañana del 27 de julio de 2012. Una pelea entre madre e hija en la cocina del chalet que compartían en Madrid, en la urbanización Valdelagua, se saldó con una hija de ‘la más grande‘ en el hospital y una Rocío Flores huída de casa. Según el auto de este intrincado caso y que vio la luz gracias al medio Vanitatis:

La condena que separó a Rocío Flores de Rocío Carrasco ¿obligadas a entenderse?

Encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas” 

Rocio Carrasco es atendida de Urgencias tras la pelea con su hija, Rocío Flores, quien fue condenada por maltrato habitual

Rocío Carrasco fue llevaba al hospital con varios golpes por todo su cuerpo tras la pelea con su adolescente hija, según el parte médico de urgencias sufrió: “Policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho

Rocío fue condenada por “maltrato habitual, amenazas e injurias durante tres años contra su madre, Rocío Carrasco. 7 años después, Rocío y su hermano David, siguen viviendo con su padre, y hacen vida normal alejados de su madre, quien tras este grave hecho en el seno familiar, decidía asilarse de todos y apoyarse en su marido, Fidel Albiac.

Pero los años pasan y las personas también pueden cambiar. Tras ser condenada, se hizo el silencio en la familia Mohedano- Flores. Rocío Carrasco aún sigue sin dar la versión de los hechos, mientras que Antonio David y su hija, Rocío Flores, siempre han mostrado su cara más victimista, pero ahí están los hechos probados por un juez.

La condena que separó a Rocío Flores de Rocío Carrasco ¿obligadas a entenderse?
Imagen; ‘Vanitatis’

 

La dura confesión de Rocío Flores en ‘Supervivientes 2020’

Cansada de que se especule sobre ella, de su agresivo carácter, y consciente de que el auto de la juez se ha hecho público, Rocío ha tratado de acallar rumores sobre su violento carácter:

Tengo carácter, esto está claro, pero cuando lo tengo que tener, cuando me ofenden o hablan de mí. Hay que gente que dio por sentado que en Supervivientes iba a dejar de buena a Dakota (‘Hermano Mayor’)”

En una discusión con Ferre, Rocío revelaba la verdad sobre su participación: “Tu vienes aquí por fama, yo vengo por mi familia” dejando muy claro que es lo único que le importaba. Y hay que admitir que quizás Rocío haya cambiado y quisiera demostrar con su concurso en ‘Supervivientes 2020’, que ya no es la persona que se describe en los más de 2.000 folios de su causa judicial con su madre, Rocío Carrasco.

La condena que separó a Rocío Flores de Rocío Carrasco ¿obligadas a entenderse?
Rocío Flores, antes de dar el salto a la fama

Rocío Flores rompe a llorar por su madre, Rocío Carrasco, y deja al descubierto su lado más sensible

Las personas cambian, la vida también y es licito que exista una segunda oportunidad para todos. Rocío rompía a llorar cuando se les comunicaba la dura situación de confinamiento por el Covid-19, que está sufriendo España. A Rocío se venía abajo, y con un ataque de ansiedad, sólo le importaba la salud de su madre, ya que ya sabía que su familia en Málaga se encontraba perfectamente.

Es licito y comprensible que Rocío Carrasco tenga sus razones para no dar el paso de una posible reconciliación familiar. Pero a estas alturas ¿quienes somos para juzgar a una familia que ha vivido un auténtico drama? La presencia de Antonio David Flores y de Rocío Flores en televisión, han puesto en una complicada situación a la hija de Rocío Jurado, dejándola siempre como la mala de la historia.

La condena que separó a Rocío Flores de Rocío Carrasco ¿obligadas a entenderse?
Rocío Flores se confiesa en ‘Supervivientes 2020’

Quizás debamos entender que hay diferencias que separan para siempre a una familia, y que el perdón puede tardar muchos años en llegar. ¿Condenadas a entenderse? Su relación de madre e hija las obliga a que, de alguna manera, se vean presionadas a entenderse, sobre todo de cara a los medios, que machacan a diario sobre esta intrincada ‘no’ relación familiar, que fue la preocupación de la gran Rocío Jurado. Llegados a este punto, ni el malo es tan malo, ni el bueno es tan bueno.