La confesión de Chelo García Cortés que dejó asombrados a sus compañeros de ‘Sálvame Diario’

Chelo García Cortés en el programa 'Sálvame'

Chelo García Cortés se quedó muy impresionada al ver lo que había colgado en las paredes del comedor en Cantora

Este jueves, Chelo García-Cortés contaba que había estado varias veces en Cantora, la casa de Isabel Pantoja. Sin embargo, matizaba que la primera vez que visitó la finca se quedó tan impactada que casi no pudo ni probar bocado.

Según explica la colaboradora de ‘Sálvame’, entró en el comedor de Cantora y la sentaron delante de una pared en la que había colgadas “cinco o seis cabezas de toro”. Esa imagen dejó muy impresionada a Chelo, tanto que “no podía ni comer”.

Algunos de sus compañeros se han sorprendido de que eso le afectase tanto a Chelo, pero Gema López se ha puesto de su parte. Considera que quien no se ha educado en ese mundo taurino y no está acostumbrado puede verse muy sorprendido con algunas tradiciones.

En tono de broma, Antonio Montero le ha preguntado a su compañera si además de sentarla enfrente de los toros le dieron de comer rabo de ese animal. Chelo ha dicho que no, pero ha añadido: “Cada vez que he comido en casa de Isabel Pantoja he comido muy bien”.

Kiko Hernández tiene a Chispitas, su gato fallecido, disecado en casa

El colaborador de ‘Sálvame’ ha contado en su programa este jueves 3 de diciembre que tenía una mascota, un gato llamado Chispitas, que falleció por causas naturales, y le dio tanta pena deshacerse de él… que decidió disecarlo y quedárselo en casa.

Por eso no le ha parecido nada raro el tema de tener animales disecados en casa. Cuando ha escuchado el nombre, a Carlota Corredera le ha dado un pequeño ataque de risa.

El colaborador afirma que a él lo que le da pena es el sufrimiento animal, no el hecho de disecar luego sus cuerpos. Eso sí, dice que cuando el taxidermista le ofreció ponerle ojos a Chispitas se negó: “Yo lo quiero dormidito”.

 

Chelo García Cortés en el programa 'Sálvame'