Tras el estreno de ‘GH Vip 7’ donde familia Flores ha vuelto a aparecer en pantalla, se han abierto viejas heridas que Rocío Carrasco pensó cerradas

Rocío Carrasco nunca pensó que los antiguos demonios salieran de la caja de Pandora. Pero la aparición de Rocío Flores, su hija, en televisión provocó que todos lo que tenía guardados en la caja salieran, amenazando su independiente estilo de vida.

Desde que Rocío Carrasco contrajera matrimonio con Fidel Albiac, según su familia materna, su marido trató de distanciarla de sus dos hijos, Rocío y David, quienes tras continuos desplantes se fueron de casa de su madre para refugiarse en la de su padre, Antonio David Flores. Más tarde, Antonio David contrajo matrimonio con Olga Moreno y formaron una gran familia que se encuentra muy unida. Pero les falta alto…

El mismo Antonio David Flores confesaba en la casa de Guadalix de la Sierra, en la que aún se encuentra participando en ‘GH Vip 7”, que sus hijos están deseando una reconciliación con su madre biológica, que decidió en su día apartarse.

Pero como ocurre en todas las familiar, solo sus miembros conocen los verdaderos motivos de tales trifulcas, que incluso acaban en tribunales. Según muchos medios, Rocío Flores, que condenada hace años por haber tratado de agredir a su madre para defender a su padre, Antonio David. Un oscuro pasado que no quieren sacar a La Luz, porque entre otras cosas, agua pasada no mueve molinos.

La crucial decisión de Rocío Carrasco sobre Rocío Flores y su familia

Los medios se hacen eco de los problemas familiares de Rocío Carrasco

Era la revista ‘Rumore‘ la que publicaba hace poco que era a Rocío Carrasco a la que le tocaba mover ficha en sus disputas familiares. Según este medio, todos los miembros de su familia le han dejado claro a través de ciertas acciones, de mensajes de texto e incluso a través de llamadas sin contestar, que por parte de la familia de Antonio David, estaban abiertos a una reconciliación amistosa.

El claro ejemplo ocurría en un debate de ‘GH Vip 7’ donde Rocío Flores participa activamente. Jorge Javeri Vázquez le preguntaba abiertamente por su madre y si era posible una reconciliación: Ella, con lágrimas en los ojos, admitía: “A mí me encantaría que fuese así, te lo juro por mi vida. Porque sabes qué, es mi madre. Es mi madre”

Pero ni Rocío Carrasco ni Fidel Albiac, que siguen sumidos en sus proyectos y en su propio mundo, no se han pronunciado al respecto. Es mas, han seguido adelanta con la grave demanda interpuesto al padre de sus hijos, Antonio David, por alzamiento de bienes e insolvencia punible, por la que deberá abonar en poco tiempo 80.000 euros.

¿Dará el paso definitivo con sus hijos para una posible reconciliación amistosa? Sólo el tiempo lo dirá.

La crucial decisión de Rocío Carrasco sobre Rocío Flores y su familia