La divertida broma que le gastaron los Morancos al Rey Felipe VI cuando aún era Príncipe de Asturias

Jorge Cadaval se hizo pasar por americano cuando fue a saludar al actual Rey Felipe VI

Para celebrar los 40 años del inicio de su carrera en los escenarios, los Morancos fueron invitados a la nueva entrega del programa ‘Mi casa en la tuya’ que presenta Bertín Osborne.

Jorge y César Cadaval eran los protagonistas de esta entrega. En el momento que fue grabada, Kike, hijo del cantante y presentador madrileño, estaba siendo operado de urgencia. Ese día Bertín no era el mismo, se apreciaba en su rostro preocupación y tristeza.

Los Morancos, que sabían que el presentador no estaba atravesando un buen momento, intentaron sacarle una sonrisa a Bertín. Caracterizados de sus famosos personajes, Antonia (Jorge Cadaval) y Omaíta (César Cadaval), ambos acabaron llorando junto a Bertín.

Afortunadamente el hijo de Bertín salió bien de esa intervención. A Kike se le pudo ver junto a su padre, mientras este despedía el programa.

La divertida broma que le gastaron los Morancos al Rey Felipe VI cuando aún era Príncipe de Asturias

En sus primeros años como humoristas, Jorge Cadaval se había hecho muy conocido por interpretar el papel de un americano. Visto el éxito, Jorge decidió un día gastar una broma al Rey Felipe VI cuando aún era Príncipe de Asturias.

El dúo humorístico había sido invitado a la fiesta de cumpleaños de Don Juan Carlos I. Durante la velada en Sevilla, cuando Jorge fue a saludar al que en aquel momento era el Príncipe de Asturias, comenzó a hablar fingiendo acento americano.

Durante más de 10 minutos Jorge conversó con el actual rey diciendo que era de California y que el calor era insoportable. Según contaba el humorista, el actual rey le contestó “Pues en California también hace mucho calor”.

Jorge Cadaval reconoció que aquella conversación terminó cuando llegó su hermano César.  Este le dijo: ‘Majestad, ha estado usted hablando con mi hermano”.

Desde aquella anécdota, los humoristas afirman que cuando se cruzan con Don Felipe VI, el monarca se lo recuerda: “¡Qué calor hace en California!”.