Rocío Flores ha tomado una drástica decisión tras su breve periplo por Telecinco

Rocío Flores, hija de Rocío Carrasco, no quieres saber nada de la prensa rosa ni de los medios. Quizás haya salido escaldada, o quizás se haya dado cuenta que no es oro todo lo que reluce y la magia de ser famoso es sólo fachada. Lo cierto es que la joven lograba calar a la audiencia cuando aceptó defender a su padre en los platós de ‘GH VIP 7‘. Aquí fue donde demostró que tenía un talento innato para estar delante de los focos.

Los directivos de Mediaset, así como la productora de ‘Supervivientes’, ya habían tentado en anteriores años a la joven. De hecho hubo un año que tenían su fichaje casi cerrado, pero la incursión de Isabel Pantoja en Telecinco dejó a la joven fuera de este proyecto. En 2020, sí contaron con la presencia de la joven en el duro reality de supervivencia, quedando finalista y dando numerosos titulares a la prensa. Su llanto desesperado pidiendo a su madre un acercamiento, hizo que Rocío fuera protagonista de muchos titulares y programas de televisión que analizaron al detalle el origen del enfrentamiento entre madre e hija.

Una sentencia por malos tratos habituales hacia Rocío Carrasco, salía a la luz al poco de comenzar su concurso en Supervivientes. Una juez condenaba a Rocío Flores por un incidente ocurrido cuando ella tenía solo 15 años y provocó que su madre acabara en el hospital con lesiones por todo su cuerpo. La joven se marchaba de casa para vivir con su padre, y los años pasaron hasta hoy.

La drástica y rotunda decisión de Rocío Flores que la aleja de televisión y los medios

 

Rocío Carrasco no ha querido hablar de sus hijos ni de lo que provocó que ella no tuviera contacto alguno con ellos, siempre se ha mantenido al margen de las polémicas familiares y si ha tenido que responder, ha sido mediante demandas judiciales.

Rocío Flores confiesa en ‘Sálvame’ que su actitud no fue la más acertada al negarse a hablar de su abuela, Rocío Jurado

Rocío Jurado se convertía en la protagonista de ‘Hormigas Blancas’ y como no podía ser de otra manera, Telecinco ha estirado el chicle en sus demás programas como ‘Sálvame’, donde han analizado al detalles las declaraciones de María Teresa Campos, presente en el plató como íntima amiga de ‘la más grande’.

Pero hubo un detalle que pareció no gustar nada a Telecinco, Rocío Flores se negó a dar su opinión para el programa o intervenir en él y les remitió a  Agustín Etienne, su representarte y el de muchas famosas, como Belén Esteban. Un paso poco acertado y que sentó muy mal a muchos en Telecinco. Su padre, quien se encontraba presente en el plató de Sálvame como colaborador, afeaba la actitud de su hija. Rocío no dudó en entrar en directo y rompía a llorar al percatarse que había metido la pata hasta el fondo.

La drástica decisión de Rocío Flores tras vivir en sus podrías carnes la realidad de la fama

Este tipo de situaciones son las que a Rocío Flores le sobrepasan: Jamás he tenido ningún problema en decir mi opinión o lo que pienso de forma totalmente gratuita. (…) Quiero pedir disculpas porque lleváis razón. Me equivoqué”

Cuando Carlota Corredera le preguntaba sobre su futuro, ésta no dudó en ser tajante y dejaba claro que no quería saber nada de eso medios o de la prensa rosa: “Dudo mucho que vuelva a un plató de televisión. Mis planes principales son retomar mis estudios y no estar en el mundo del corazón. Siempre me he mantenido en esa línea. (…) Quisiera crecer y centrarme en otro tipo de cosas, no me quiero meter más en este mundo”

La hija de Rocío Carrasco parece haber entendido que la fama no es nada fácil y que hay personas que están hechas para ella, y otras que están más tranquilas llevando una vida alejada de las cámaras. Sabe que si quiere un día reconciliarse con su madre, tiene que ser sin cámaras de por medio y con toda la discreción del mundo.

La drástica y rotunda decisión de Rocío Flores que la aleja de televisión y los medios