Toñi Moreno no pudo evitar echarle la bronca a Kiko y Violeta

Si hay dos personas que no se llevan nada bien en el programa “Mujeres y  Hombres y Viceversa” son, Kiko Jiménez y Violeta Mangriñán. Cada dos por tres protagonizan un espectáculo lamentable, dos personas adultas con comportamiento infantil que todavía no saben lo que es debatir sin insultarse y dar gritos.

Hace unas semanas, los anteriormente citados ya mantuvieron una discusión en ‘Mujeres, hombres y viceversa’ en la presentadora, Toñi Moreno, se vio obligada a intervenir por el corte de mangas que Violeta le hizo a Kiko Jiménez.

Ayer martes, Toñi Moreno se ha vuelto otra vez obligada a intervenir entre ambos porque al volver a protagonizar un duro y lamentable enfrentamiento. En este caso, Violeta, cabreada y nerviosa se quejaba de unos comentarios de Kiko Jiménez:

“No aguanto que Kiko diga que le tenemos envidia no sé de qué y haga referencia a nuestra diferencia de sillas. No sé qué se piensa, cuando su paso por un programa ha dado vídeos pero es repugnante y lamentable. Y no voy a permitir que se ría de mí y de mi novio y no sé qué se piensa por haber vendido trapos sucios de su vida. A mí también me lo han ofrecido, pero he dicho que no. Cuando no le quede nada más que vender ¿qué va a hacer?”

Por supuesto, Kiko Jiménez no se quedaba atrás y no dudaba en darle una respuesta a Violeta con un cierto grado de superioridad, algo que molestó a Violeta, “Ella también lo ha hecho, solo que en pequeñito en una revista y eso le da envidia”

Toñi Moreno

La cura de humildad que Toñi le da en el programa: «Aquí nadie es más que nadie»

Ante la tensión que se estaba produciendo en el plató Kiko Jiménez pidió al director del programa que cortara este enfrentamiento. Esta petición hizo que Toñi Moreno explotara por lo que se decidió a intervenir y dar una lección de humildad.

La presentadora le espetó a Kiko: “Aquí no se va a cortar nada y menos porque tu lo digas. Aquí hay un director que es el que manda. Y eso del dinero… ¿Se te ha ido la pelota?”. “¿Eres más importante porque cobras más?“, mientras Kiko negaba lo que acababa de insinuar.

Aquí nadie es más que nadie” decía Toñi Moreno. Continuaba la presentadora asegurando que en el programa se trataba a todos con el mismo respeto.

Finalmente Toñi Moreno remató su discurso de humildad “No vamos a permitir faltas de respeto por parte de nadie” añadía la presentadora. Y con respecto a las acusaciones de envidia que se hacían Kiko y Violeta, les dio una buena lección:

“Estáis hablando de envidia de cosas que no son para ser envidiadas. Yo no envidio a la gente que vende su vida, yo no envidio a la gente que falta al respeto y no envidio a la gente que no sabe dialogar”.