La emotiva historia de Jesús Calleja y sus tres hijos adoptivos

Jesús Calleja charló con Bertín Osborne en 2017, y reveló emotivos detalles de sus hijos adoptivos que ya lo han hecho abuelo

Jesús Calleja charló largo y tendido con Bertín Osborne en la temporada de 2017 de ‘Mi Casa es la Tuya’, y reveló entones la bonita historia de la adopción de su primer hijo, Ganesh.  Lo que está claro es que Bertín Osborne es un experto en sacar a los invitados de su programa sus secretos más inconfesables.

La forma de ser del presentador les invita a relajarse y sincerarse con él, abriéndole su corazón y contándole algunas de las historias más duras que, a cualquier otro, no hubieran desvelado. En su enorme casa, que cuenta hasta con helipuerto, el conductor de programas de aventura en Cuatro le contó a Bertín una de las historias más duras que se han escuchado: la de su hijo adoptivo.

Jesús Calleja desveló entonces a Osborne cómo conoció al que es ahora su hijo y cómo le salvó de una situación crítica en la que llegó a temer por la vida del pequeño; tras esto, de la noche a la mañana, el aventurero se convirtió en padre de Ganesh, al que encontró en uno de sus muchos viajes a Nepal. “Una carambola de la vida”, afirmó sobre su paternidad.

La dura historia de Ganeshm, hijo adoptivo de Jesús Calleja

Estaba con unos amigos y vino un chico que chapurreaba cuatro palabras en español y nos hizo de guía. Era salado como él solo, que te morías de gracioso”, contó a Bertín. “Me lo volví a encontrar tres o cuatro años después. Y descubrí que en Nepal hay una casta que cuando tiene un hijo no deseado, lo entregan a un hospicio y a los tres o cuatro años, o se escapan o les sueltan porque no hay dinero para mantenerlos”, explicó.

Pero la historia no acaba ahí, ya que reveló que volvió a cruzarse en su camino: “Volví a verle dos o tres veces más y, de repente, le encontré muy malo (…) La última vez que le vi, fui a sacarle de una perrera donde le había mordido una rata”. El aventurero no pudo más con la situación del joven y tomó una decisión: “Me hice cargo de este chico, le adopté”.

Y es que, aparte, Ganesh padecía tuberculosis. Una enfermedad de la que le estaba costando recuperarse por las duras condiciones en las que vivía. El esfuerzo de Jesús Calleja se centró primero en curar al pequeño. “Conseguí traerlo a España. Estuvimos un año para quitarle la tuberculosis. Luego no quería volver a Nepal ni loco”; así que ahí fue cuando Calleja decidió adoptarle y convertirse en padre. “Empezó a llamarme papá. Claro, era muy zalamero…”, contó divertido.

La familia numerosa de Jesús Calleja

Ya recuperado, Ganesh comenzó su formación académica. Calleja, para motivarlo, le prometió una moto si aprobaba. El joven no solo aprobó, sino que fue el mejor de la clase. Sin embargo, tenía otra petición para su padre: no quería una moto, quería que fueran juntos a Nepal a por su mejor amigo, que también estaba enfermo de tuberculosis.

El aventurero no lo pensó dos veces y marcharon al país de origen de su hijo. Poco después, también fueron a buscar a la hermana de Ganesh. Actualmente los tres adoptivos de Jesús están casados y ya lo han hecho abuelo por partida triple. Una dura historia que, por suerte para los tres hijos de Calleja, tuvo un final feliz.

Jesús Calleja y Ganesh, uno de sus hijos adoptados en Nepal