El extraño ritual de Doña Sofía para dar a luz a sus tres hijos, según Pilar Eyre

Pilar Eyre ha revelado la extraña manía o rito que siguió la Reina Doña Sofía para dar a luz a sus tres hijos, Las Infantas Cristina y Elena, y el actual rey de España, Felipe VI

No es un secreto que la Reina Doña Sofía estuvo muy presionada para tener un hijo varón. Sus primeros embarazos, el de la infanta Elena y la Infanta Cristina, le dio una inmensa alegría, pero seguía sintiendo un enorme peso a sus espaldas porque desde Casa Real la instaban a tener un hijo varón y así asegurar el reinado.

Pilar Eyre desvela ahora ciertos detalles de los partos de la hoy reina emérita. La periodista catalana, en su columna de la revista ‘Lecturas’, habla abiertamente de aquella época en la que la esposa de Don Juan Carlos lo pasó realmente mal, cuando ya todos temían que no tendría descendencia masculina capaz de ocupar el trono de España.

Lógicamente, los nueve meses de esa última gestación fueron de una tensión inmisericorde, sintiendo el aliento en la nuca de las diecisiete generaciones precedentes de Borbones” cuenta la cronista improvisada no oficial de Casa Real.

El extraño ritual de Doña Sofía para dar a luz a sus tres hijos, Cristina, Elena y Felipe

Pilar también ha revelado en esta columna de la famosa revista de prensa rosa, una curiosa anécdota de la reina Sofía. Al parecer, en las tres ocasiones en la que tuvo que acudir al paritario para dar a luz, siempre tenía que llevar puesta un chaqueta de pijama de su marido, Don Juan Carlos.

Juan Carlos entró en la habitación de su mujer, que había dado a luz llevando puesta la chaqueta de pijama de su marido, una costumbre que se había iniciado con Elena“, escribe Pilar mientras se pregunta dónde se encontrará ahora esa chaqueta que fue testigo directo de tres partos reales.

Llámese, manía, ritual, o superstición, lo cierto es que no deja de ser curioso que tuviera que llevar el pijama de su marido para tener a sus hijos. Pero Pilar va más allá. Y es que según relata, tras su último parto en el que daba la bienvenida al mundo al actual rey de España, su hijo menor Felipe VI, ésta exclamó: “Deber cumplido”. Lo que tampoco es un secreto es que tanto Don Juan Carlos como Doña Sofía tras tener a sus tres hijos, no volvieron a intimar: “Juan Carlos y Sofía nunca más volvieron a tener intimidad conyugal. ¿Para qué? ¡Ya no era necesario!”.