La frase con la que Belén Esteban sentencia a Isabel Pantoja

Belén Esteban no se corta a la hora de opinar sobre el supuesto intento de secuestro que vivió Isabel Pantoja en Panamá

La Princesa del Pueblo, Belén Esteban, ha vuelto a hacer gala de su naturalidad y espontaneidad y ha opinado sobre el intento de secuestro, que supuestamente sufrió Isabel Pantoja por un empresario, en Panamá.

Al parecer y en medio de una gira por América, Isabel vio como la encerraban en una habitación en Panamá, por orden de un cargo político este país que estaba obsesionado con ella, en contra de su voluntad. Una noticia que ve la luz ahora, gracias a ciertas información que ha dado el programa presentado por María Patiño, ‘Socialité‘.

Este fin de semana, en ‘Sábado Deluxe’, también quisieron hablar de esta noticia. Su presentador, Jorge Javier Vázquez, se mostraba atónito ante esta información que hasta ahora se desconocía: «Yo estoy consternado desde que me he enterado de que a Isabel Pantoja la quisieron secuestrar en Panamá»

Belén Esteban y su comentario sobre Isabel Pantoja que hizo reír a más de uno

Ante esta confesión de Jorge Javier y en medio de un silencio sepulcral en el plató de ‘Sábado Deluxe’, Belén Esteban rompía el hielo con un comentario que hizo desternillarse a más de uno en casa.

«Pues yo a estas alturas pienso que la familia no habría pagado el rescate» Esta frase a bocajarro de la de Paracuellos hizo que muchos en plató soltaran una sonora carcajada. Y es que las desavenencias de Isabel Pantoja con sus hijos, Kiko Rivera y Chabelita Pantoja, ya no son un secreto. Éstos han hecho vida alejada de la tonadillera, mientras que ésta hace lo propio encerrada en Cantora.

De todos es sabido la poca sintonía y simpatía que siente Belén por Isabel Pantoja, tras la dura confesión de su hijo en televisión, en la que admitía que había pasado toda su vida anhelando el cariño de su madre. Ante de que esto ocurriera, Belén solía acudir a los conciertos de Isabel y era muy común que ambas se fotografiaran juntas en los camerinos. ¡Cómo ha cambiado la cosa!