La grave crisis entre Adara Molinero y Hugo Sierra antes de comenzar ‘GH Vip 7’

Adara Molinero y su novio, Hugo Sierra, pasaban por una crisis antes de que ella entrara en la casa de Guadalix de la Sierra

Las cosas casi nunca son lo que parecen. Adara Molinero y Hugo Sierra, tampoco. Y es que tras la dura confesión de Adara al Maestro Joao en ‘Gh Vip 7’ sobre su relación, Hugo parece que ha recibido la estocada final que podía poner punto y final a su relación.

En los primeros días del reality, Adara siempre presumió de tener una relación ideal con el ganador de ‘GH Revolution‘, Hugo Sierra, pero el tiempo ha hecho que la joven se derrumbe. Después de casi caer en las redes del italiano Gianmarco, la joven madre del pequeño Martín no tiene muy claro qué ocurrirá cuando salga de la casa.

Después de desahogarse con Joao, asegurando que su relación no era tan bonita como aparentaba ser, ahora Adara ha tomado una drástica decisión que podría afectar a su relación con el entrenador personal.

La grave crisis entre Adara Molinero y Hugo Sierra antes de comenzar 'GH Vip 7'

 

Adara Molinero pide en el confesionario que no sea Hugo, su marido, quien la visite

Consciente de que su acercamiento a Gianmarco ha podido despertar el malestar en Hugo, Adara ha pedido, entre lágrimas, que el día de las visitas de los familiares, no sea su pareja quien entre en la casa de Guadalix, sino su padre.

«Súper, si hay visitas quiero que venga mi padre» Ella misma reconocía que dentro de la casa había perdido la noción de la realidad, y se había convertido en su único mundo: «Es increíble cómo ‘GH’ puede llegar a convertirse en nuestro mundo. Para mí ahora solo existe esto y dentro de mi mundo solo estamos nosotros» terminaba confesando Adara a lágrima viva. No sin antes reconocer algo que muchos espectadores ya han pensado sobre la actitud de Adara: «No sé qué mierdas estoy haciendo, la estoy cagando»

Adara no puede reprimir las lágrimas en el confesionario

Hugo Sierra revela en el plató de ‘GH Vip 7’ la crisis con Adara antes de entrar en Guadalix

Hugo Sierra, defensor en el plató de su esposa, Adara, trataba de poner en orden sus ideas, tras verla destrozada en el confesionario. Confirmó que su relación no pasaba por un buen momento, antes de que entrara en el concurso, «Tuvimos momentos de tensión por nuestros negocios. Quizás la he descuidado un poco. En los últimos meses he estado muy pendiente del trabajo»

En entrenador personal no podría reprimir las lágrimas al recordar una frase que le había dedicado a su esposa en su Twitter: «Eres y serás la mujer de mis sueños. Te amo siempre» Aunque dejaba la puerta abierta para recuperar el tiempo perdido con su esposa, asegurando que cuando ella salga, hablarán con detenimiento: «Adara está muy confundida. Cuando salga se va a arrepentir mucho, pero el tiempo dirá qué pasa. Tenemos que hablar, tenemos una conversación pendiente»