Don Juan Carlos de Borbón se encuentra en Abu Dabi desde el 3 de agosto, fecha en la que anunció que se marcharía de España para no entorpecer el reinado de su hijo, Felipe VI

Don Juan Carlos de Borbón, padre de la Infanta Elena, Cristina y del rey Felipe VI, ha acabado en un exilio improvisado, y a todas luces, obligatorio, tras los escándalos surgidos con las cuentas en paraísos fiscales, tarjetas Black, o los escandalosos regalos de 65 millones de euros a su supuesta amante, Corina Larsen.

Todos estos polémicos titulares han empañado el reinado de su Felipe VI, quien se vio en la obligación de retirar la asignación a su propio padre, y aceptar que se marchara de España para, supuestamente, nunca regresar.

Un exilio que ha confirmado la cronista improvisada de Casa Real, Pilar Eyre, quien revelaba en su Blog de ‘Lecturas‘, que su fiable confidente le habría informado que el rey emérito no regresara jamás a España estando vivo.  Muchos medios llegaron a publicar que quizás el rey regresaría a España para pasar algunos días con su familia, en estas fechas tan festivas amenazadas por el SARS CoV-2. Nada más lejos de la realidad.

Cobra todo el sentido del mundo que sea su familia quien se desplace a los Emiratos Árabes para poder visitar al rey emérito y así poder pasar algún tiempo con él. Según se ha podido saber, la Infanta Elena habría viajado hasta Abu Dabi para verse con su padre. Una fugaz pero necesaria visita que seguro que a Don Juan Carlos le ha dado ánimos para continuar en ese exilio.

Un grupo de empresarios españoles e íntimos del Rey emérito Don Juan Carlos, le visitaron antes de que lo hiciera su hija, la Infanta Elena

Pero no sólo habría ido a visitarlo su hija, según ha revelado en ‘El Programa de Ana Rosa‘ la periodista Sandra Aladro, algunos íntimos amigos le hicieron una visita antes de que su la infanta Elena pusiera rumbo a los Emiratos: “Justo antes de la visita de la infanta Elena recibió otra visita que fue muy importante para él y para su ánimo: un grupo de importantísimos empresarios españoles, no muy conocidos tal vez para el público, pero si muy importantes, muy leales al rey”