La inédita descripción que Pilar Eyre hace de la Infanta Elena: “patito feo, atrasada, religiosa y sin sexo”

La Infanta Elena de Borbón y la periodista Pilar Eyre

Pilar Eyre describe el perfil de la Infanta Elena de Borbón

Una vez mas, la periodista Pilar Eyre nos ha sorprendido a todos con una inédita información, que esta vez tiene que ver con la Infanta Elena de Borbón.

Lo ha hecho a través de su blog de ‘Lecturas’, donde se ha explayado sin pelos en la lengua. “La pobre Elena, el patito feo de la familia, la torpe, la que siempre iba atrasada en el colegio, a la que tienen que poner profesores particulares hasta que al final la llevan a un centro menos exigente”. 

Continua la escritora haciendo referencia a un momento de la juventud de la infanta: “En su adolescencia tuvo que acudir a una psicóloga argentina y la acompañaba el jefe de la Casa, Sabino Fernández Campo, porque nadie se ocupaba mucho de ella. Ppresentaba un aspecto tan ñoño que el propio padre le comentaba con preocupación a su mujer: “Oye, por qué no la vistes de otra manera, ¡no la vamos a casar nunca!”.

La inédita descripción que Pilar Eyre hace de la Infanta Elena: "patito feo, atrasada, religiosa y sin sexo"

Pilar Eyre hace referencia a Jaime de Marichalar: “Nunca lo tragaron en la familia”

La periodista también ha hecho también alusión a Jaime de Marichalar, de quien asegura que prefiere las tiendas de lujo a educar bien a sus hijos. Escribe Eyre: “Al pobre Jaime de Marichalar nunca lo tragaron en la familia“.

“Mientras todos iban de sport, él llevaba un abrigo entallado, traje impecable, enorme bufanda y sus inseparable cascos. Nadie le dirigía la palabra, tenía la mirada fija en un punto indeterminado, se quedaba rezagado, con evidentes problemas de movilidad. Ya había tenido el ictus, la pareja había pasado por situaciones terribles en Nueva York y ambos eran profundamente desgraciados“.

La infanta Elena y Jaime de Marichalar no tienen la nulidad eclesiastica

Como detalle final, Pilar Eyre aclara que el matrimonio no tiene la nulidad eclesiástica: “Delante de los ojos de Dios, Elena está casada con Jaime, lo que le impide, dado su acendrado catolicismo, tener relaciones con otro hombre. Elena está incondicionalmente al lado de su padre, haga lo que haga”. Un amor padre-hija incondicional. Pagado con tarjetas black.

La inédita descripción que Pilar Eyre hace de la Infanta Elena: "patito feo, atrasada, religiosa y sin sexo"