Lara Álvarez

La presentadora y los finalistas de ‘Supervivientes 2020’ regresaron a España el pasado martes

La presentadora de televisión Lara Álvarez regresaba el pasado martes a España, tras estar contándonos desde Honduras lo que ha estado pasando durante los tres últimos meses en ‘Supervivientes 2020‘.

En un principio estaba programado que la periodista y presentadora asturiana permaneciera una semana mas en Honduras. Sin embargo la productora tomó la decisión de que regresaran a casa, para poder contar con todos ellos el día de la gran final.

El motivo esta relacionado con la pandemia del coronavirus, ya que como muchos sabrán el Gobierno español ha establecido que todos los viajeros deberán pasar por una cuarentena de 15 días.

Por eso desde que Lara y los cinco finalistas regresaron a España hace unos días, han permanecido en confinamiento dentro de un hotel próximo a las instalaciones de Mediaset. Todos ellos han pasado ya por la prueba del Covid-19. Pero hoy viernes 29 de mayo es un día muy especial para la presentadora nacida en Gijón.

Lara cumple 34 años y recibe una inesperada sorpresa del programa

Ayer jueves Lara Álvarez dirigía la gala desde el complejo hotelero ‘La Cigüeña’, acompañada por los cinco finalistas de la presente edición de ‘Supervivientes’. La asturiana siempre destaca por su profesionalidad, y esta muy bien valorada por todos sus compañeros.

Así se lo demostraron ayer jueves por la noche, en vísperas de un día muy especial para ella. Lara cumplía años 34 hoy viernes, y desde la dirección del programa quisieron darle una sorpresa.

Cuando el reloj ya marcaba más de las 12 de la noche, el presentador Jorge Javier Vázquez le preguntó a Lara si sabía que día era hoy -algo que hizo sonrojar a la asturiana-, mientras acababa por felicitarla: “¡Es el cumpleaños de Lara Álvarez!. Muchísimas felicidades, disfrútalo”.

Acto seguido la periodista recibía un ramo de flores de Rocío Flores, y el abrazo del resto de finalistas. Muy emocionada por el detalle de todo el equipo del programa, Lara decía “No me lo creo”.