La ‘influencer’ Dulceida y su esposa Laura Paul dan positivo en los test por el COVID-19

La popular bloguera catalana confirma a través de las redes que ambas tienen el coronavirus

La lista de famosos que han tenido el coronavirus o están pasando por el en estos momentos, aumenta cada día mas. Nombres de presentadores, actores y artistas como      Aitana Ocaña, Ariadne Artiles, Antonio Banderas, María Castro, Roberto Leal o Tristán Ulloa están incluidos en ella.

Las últimas en sumarse a esa lista de contagiados por el Covid-19 son la conocida ‘influencer‘ catalana Aida Domenech, mas conocida por Dulceida, y su esposa Laura Paul. Ambas están pasando la cuarentena en su residencia ubicada en Barcelona.

Tras hacerse la pertinente prueba de PCR por compromisos laborales, Dulceida dio negativo pero Laura positivo. Por ese motivo ambas siguieron viviendo en la misma casa, aunque en habitaciones diferentes.

Sin embargo la popular influencer, youtuber y bloguera nacida en Badalona hace 31 años, decidió poco tiempo después repetir de nuevo su prueba para confirmar los resultados. En esa segunda ocasión la barcelonesa si dio positivo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida)

Dulceida tiene mínimos síntomas y por ahora puede compartir el mismo espacio que Laura

A través de la publicación de varios vídeos Dulceida ha explicado como se encuentran tanto ella como su pareja, y ha dado algunos detalles de como están en estos momentos:

«Ayer por la noche me dieron los resultados y he dado positivo. De momento no tengo más síntoma que estoy así como resfriada, Alba está bien y, dentro de lo malo, lo único bueno es que ya no tiene que estar aislada y podemos estar juntas. Os iremos contando…». 

Durante los últimos días ambas han recibido multitud de mensajes a través de las redes -Dulceida cuenta con casi 3 millones de seguidores en Instagram-, en los que les deseaban una pronta recuperación.

La ‘influencer’ catalana añadía en sus vídeos que tanto ella como su esposa son muy «hipocondríacas», algo que las ha llevado a limpiar la casa mas a fondo de lo habitual.