El cerdo vietnamita que le regalaron a Victoria Federica, apodado cariñosamente Rodrigo I de España, tiene otro hogar

El pasado 18 de junio, Victoria Federica celebró su puesta de largo al que acudió la flor y nata de la realeza y alta sociedad. La hija de la Infanta Elena, estuvo rodeada de amigos, e incluso del que mucho medios aseguran que es su novio, el torero Gonzalo Caballero, quien sufrió una grave cogida hace unos dias.

Pero algo llamó la atención de la prensa y los medios, y no fue precisamente la gran juerga que se marcó la nieta del Rey Emérito Don Juan Carlos I. Un regalo de cumpleaños poco al uso que provocó los ‘OOOOhhhh’ de muchos que vieron la fotografía, aunque también la preocupación de muchos otros, entre los que se encontraba una servidora.

Se trataba de un pequeño cerdo vietnamita, envuelto en una bandera de España. Cariñosamente le apodaron Rodrigo I, pero este cerdo, que en un principio estaba destinada a vivir en palacio y ser cuidado por Victoria Federica, tiene otro hogar y muchos ya aplauden la sabia decisión de la hija de Jaime de Marichalar.

La inteligente decisión tomada por Victoria Federica, hija de la Infanta Elena, con su regalo de cumpleaños
Imágenes GTRES, Montaje: My Tv Shows

Rodrigo I de España vivirá en una granja escuela, con todas las atenciones que se merece

Vanity Fair’ recogía en exclusiva esta noticia: Victoria Federica regala su cerdito vietnamita a una gran escuela. Y es que por un motivo o por otro, Victoria no puede hacer frente al cuidado de este pequeño animal.

Según recoge el citado medio, la normativa del Gobierno de España, prohibe tener a un cerdo de raza vietnamita como mascota, debido a que podría provocar una ‘plaga’ o expansión sin control, si el dueño decide deshacerse de él, o se le escapara.

‘Vic’ ha decidido donarlo a una granja escuela, donde pueda tener todas las comodidades que ofrece el campo, los cuidadles de profesionales, además de la compañía de otros animales y de las personas que visiten la granja. Una sabia decisión que muchos han aplaudido, aunque muchos otros le han recriminado que se haya deshecho tan rápidamente de éste, ya que tenía de plazo hasta el 2022.

Sin lugar a dudas, la decisión de Victoria Federica ha sido de lo más acertada, aunque más acertado hubiera sido que quien se lo regaló se hubiera informado bien de la normativa de tenencia de mascotas exóticas.