La jugarreta de Supervivientes a Olga Moreno que la dejo fuera de juego

Supervivientes-Olga Moreno y su tarta fake

Supervivientes da la oportunidad a los concursantes de probar una fina pastelería

Este martes, durante la emisión de Supervivientes 2021, los concursantes se sometieron una vez más a la mítica prueba de la recompensa. En esta ocasión, los supervivientes disfrutaron como nunca, pues el programa le dio la oportunidad de probar la fina pastelería que el equipo trajo a Playa Uva.

Uno por uno, los concursantes fueron eligiendo por turnos entre los cupcakes que estaban colocados en un mostrador. Después de probarlo, debían decidir quién de sus compañeros recibía su correspondiente castigo o recompensa. Mientras los cupcakes dulces llevarían consigo la recompensa, los que estaban hechos con ingredientes nada típicos para un dulce traían consigo un castigo que entregarían a otro superviviente.

En el caso de Gianmarco, tras probar una magdalena de wasabi, eligió castigar a Alejandro. El supervivientes deberá pedir ayuda para realizar las tareas más básicas ya que tendrá las manos amarradas. Por su parte, Omar probó un pastel de dulce de leche, y concedía su recompensa a Lara Sajén: disfrutar de todas las magdalenas sobrantes.

Tom Brusse y Melyssa tampoco corrieron mejor suerte. Mientras el primero tendría que enfrentarse al reto de hablar cantando, después de elegir una madalena con sabor a ajo, Melyssa se convertía en asistente de pesca tras elegir  un cupcake de chocolate y soja.

Olga Moreno se lleva un disgusto al comprobar que su tarta era falsa

Olga Moreno se disponía a elegir una tarta como recompensa, que podría llevársela a la playa para disfrutarla ella sola. Tras hacer un recorrido por delante del expositor donde se encontraban, y examinar detalladamente su contenido, la sevillana se decantó por elegir la de mayor tamaño, incluso después de que Lara Sajén le recomendase escoger otra que, además de tener su parte dulce, tenía más fruta.

«No te dejes llevar por el chocolate, tía», le aconsejó la argentina, que no llegó a convencer a su compañera. De esta manera, Olga cogía una tarta cuyo escaso peso, a pesar de su considerable tamaño, la sorprendió. «A ver, mete el dedo», comentó entonces Lara Álvarez, algo que la sevillana no dudó en hacer.

«No me lo creo, de verdad», se quejaba Olga, decepcionada, en cuanto su dedo se topó con la estructura oculta bajo la crema. «Justo esa tarta es de atrezzo, pero todo lo de fuera es cierto que se puede comer», comunicó la presentadora, ante una más conforme concursante.

Posteriormente pudo comprobar que la que le recomendó Lara era una de las auténticas,  «Bueno, gracias de todas formas por el filito», comentó Moreno, disfrutando de su recompensa.

Supervivientes-Olga Moreno y su tarta fake