La noche que George Clooney fue salvado por su cerdo, Max

Max vivió durante 18 años al lado de George Clooney, hasta que en 2006 fallecía

George Clooney es uno de los hombres más deseados del planeta y hasta hace muy poco, uno de los solteros más codiciados de Hollywood. Pero una abogada, activista y escritora libanesa-británica, llamada Amal Ramzi Alam Uddin, le robó el corazón y le hizo padre de dos precisos mellizos, Alexander Clooney, Ella Clooney, que son toda una sensación en el exclusivo barrio neoyorkino donde reside la familia.

Pero antes de que Amal llegara a su vida, George no tuvo reparos en conocer a muchas féminas que querían ocupar el corazón del apuesto actor americano. Kelly Preston, la actriz que mas tarde formaría una familia junto al también actor, John Travolta, tuvo también un idilio con George y en aquella época le hizo un tierno regalo que le salvó la vida.

Hablamos de un precioso cerdo vietnamita que Clooney llamó Max. Esta simpática mascota se convirtió en parte de su vida y de su día a día, ya que el famoso actor no daba un paso sin contar con la presencia de su cerdo. Una de sus íntimas amigas, Elisabetta Canalis, recordaba como Max pasó a formar parte del universo del actor: “George amaba a ese cerdo como a nada en el mundo; Max era del tamaño de una mesa, absolutamente enorme (…) “Por la noche dormía en el suelo junto a su cama, pero en ocasiones se metía a la cama a dormir con él. Eran como padre e hijo”

George Clooney un cachorro llamado Max

Max, el cerdo vietnamita de 130 kilos de George Clooney que le salvó la vida

Max llegó a la vida de Clooney en la década de los 90, y vivió de la manera más feliz al lado de su dueño hasta las avanzada edad de 18 años. Fue en 2006 cuando Max moría tras vivir una vida plena (pocos cerdos podrían decir lo mismo), dejando un enorme vacío en el corazón de George. Tras su fallecimiento, éste no quiso tener más cerdos, pero sí que adoptó a varios perros, alguno de ellos de avanzada edad, ya que según su opinión, es más  enriquecedor darle a los animales una vida adulta feliz y plena.

Pero antes de fallecer, Max protagonizó un suceso que salvaría la vida de George. Fue el 17 de enero de 1994, durante el nefasto terremoto que sacudió El Valle De San Fernando, en Los Ángeles en el Sur de California. Un seísmo de magnitud 6,7 en la escala de Richter, provocará la muerte de 72 personas, y dejaría más de 12.000 heridos.

Pues esa misma noche, Max presagió que algo tremendamente malo estaba a punto de suceder. Comenzó a gritar por toda la casa, pero como George no se despertaba, comenzó a tirar de él con su hocico, hasta que finalmente despertó. El temblor ya había comenzado, y el actor corrió por toda la casa, hasta ponerse a salvo. “Me despertó gruñendo y tirando de mi. Y yo enseguida me di cuenta de que todo se derrumbaba, así que salí corriendo desnudo del dormitorio con Max a mi lado, siguiéndome” recordaba George.

George Clooney y Max, en su etapa más adulta