Hay personas que piensan que una de las peores y  pandemia que hemos sufrido, no va con ellos. Zayra Gutiérrez, hija de Guti y de Arancha de Benito, vuelve a saltarse las normas anti Covid

Zayra Gutiérrez no se arrepiente de nada de lo que pudo haber hecho en su fiesta de cumpleaños. La hija de Guti y de Arancha de Benito, ha dejado claro que la pandemia de Covid-19 que ya se ha cobrado mas de 1,7 millones de personas en todo el mundo, no va con ella.

La agenda social de la joven parece mucho más importante que respetar las normas de seguridad para propagar el coronavrus. Cabe recordar que la joven de 20 años fue la protagonista de una vergonzosa celebración de cumpleaños en la que no se respetó ni una sola restricción impuesta por las autoridades para frenar la expansión del SARS CoV-2.

En un stories publicado a las 5 de la mañana que circuló por internet, se puede ver una escena de a fiesta de Zayra en la que se le añade el temor: “Nos encantan las ‘plandemias’“, una total falta de respeto para aquellas personas que han perdido la vida a causa de este virus, y a sus familias.

La nueva irresponsabilidad de Zayra Gutiérrez, hija de Arancha de Benito, ante una pandemia mundial

En dicha fiesta se puede ver a Zayra siendo zarandeada por una multitud de personas, que, obviamente, no guardaban la distancia de seguridad, no llevaban mascarillas y sobrepasaban el número máximo de personas permitido en un recinto. La joven trató de perder perdón y mostrarse arrepentida, pero por lo que hemos podido ver, sólo era un paso necesario de cara a la galería:

Es verdad que hubo más de seis con mis amigos cercanos, se me fue un poco de las manos, lo siento, tengo 20 años, todo el mundo comete errores y es lo único que puedo decir, de verdad

Zayra vuelve a reincidir en su falta de respeto al prójimo

Pero Zayra parece no aprender de sus errores, y ha vuelto a ser vista en público, de fiesta, y sin mascarilla ni distancia de seguridad. No sabemos si es que desconoce esta normas que todos nos hemos grabado a fuego, o es que le importa bien poco su vida y la de los demás.

Zayra fue captada a las puertas de un local de ocio nocturno, charlando por teléfono sin mascarillas y acercándose a otras personas que se encuentra en la calle para hablar con ellas. También hay que reconocer que en dicho vídeo aparecen más jóvenes sin mascarilla y sin importarles lo más mínimo la pandemia, no sólo Zayra aparece a cara descubierta a las puertas de este local de ocio.

Toda una falta de respeto que ya ha corrido de nuevo como la pólvora por internet. Y ¡ojo!, que Zayra no sería tan relevante en los medios si no fuera porque ella misma se hace llamar Influencer en redes sociales, en concreto en Instagram, donde acumula más de 23.000 seguidores.