Lydia Lozano

La colaboradora madrileña relata en un evento benéfico una de las experiencias más duras de su vida

La periodista y colaboradora habitual del programa ‘Sálvame’, Lydia Lozano, ha mostrado su faceta más solidaria al asistir a un evento musical benéfico llamado “100×100”. Este se llevo a cabo para combatir una de las enfermedades más mortales que existen, el SIDA.

Conocida en los últimos años sobre todo por su trabajo como colaboradora del programa de las tardes de Telecinco, la veterana periodista madrileña de 58 años ha tenido durante su trayectoria profesional grandes momentos, pero también le ha tocado vivir momentos duros.

Muchos recordaran el famoso episodio de Ylenia Carrisi -hija de los cantante Albano y Romina Power-, que desapareció en el año 1994. Lydia Lozano defendió a capa y espada en el 2005 que Ylenia seguía viva.

Eso le costó a la periodista un gran enfrentamiento con Albano, que terminó con una denuncia de este último. La periodista y colaboradora terminó por disculparse, aunque en el fondo seguía manteniendo la misma opinión.

Uno de los momentos más traumáticos de su vida

Sin embargo Lydia Lozano también ha sufrido otros episodios traumáticos en su vida, relacionado en esta ocasión con las enfermedades. Así lo reveló ante los medios, durante el concierto musical en la lucha contra el SIDA.

La colaboradora de ‘Sálvame’ confesaba que durante su vida perdió a muchos amigos por culpa de esta grave enfermedad. Entre esas víctimas el diseñador Manuel Piña, quien según las palabras de la periodista murió en sus brazos.

La periodista indicó que ha tenido que ver como algunos de sus mejores amigos han muerto por esta terrible enfermedad. Lydia afirma que a raíz de esas perdidas, fue  cuando comenzó a reflexionar sobre esta devastadora enfermedad.

La colaboradora se ha mostrado a favor de apoyar cualquier iniciativa que se lleve a cabo, y a todos aquellos que invierten dinero para conseguir una vacuna definitiva contra esta enfermedad.

La periodista Lydia Lozano revela uno de los episodios más traumáticos de su vida