La policía interviene en el programa de Chicote que se estaba grabando en Las Palmas de Gran Canaria

Mientras grababa una nueva entrega de su programa, Chicote recibió la visita de la policía

Mientras se realizaba la grabación de ¿Te lo vas a comer? en Las Mesas (Las Palmas), programa que presenta Chicote en La Sexta, la policía se ha presentado en el lugar.

Aunque el chef madrileño ya había tenido algunos problemas con su anterior programa ‘Pesadilla en la cocina’ y también con el actual, en esta ocasión ha tenido que intervenir la policía.

En esta ocasión el chef quería comprobar la calidad de la comida que los niños reciben en los comedores de los colegios. El cocinero acudió a distintos colegios de la geografía española, para hablar con los responsables de los comedores y las empresas de catering.

En los lugares que visitó no tuvo ningún problema, hasta que llegó al citado barrio grancanario. La Comunidad Autónoma de Canarias tiene una tasa alta de obesidad infantil.

Por ello, el chef quería conocer cual era el menú que la empresa de catering Naranjo y Enríquez servía a los niños en el colegio de Las Mesas.

La policía interviene en el programa de Chicote que se estaba grabando en Las Palmas de Gran Canaria

Según Chicote, ese menú no cumplía con los requisitos nutricionales que establece la Consejería de Sanidad. El chef vio un exceso de fritos y salsas en las comidas del menú. Intentó contactar por teléfono con los responsables de la empresa, ya que nadie le respondió en las oficinas.

Sin embargo, desde la empresa no quisieron hacer ninguna declaración. No obstante, desde el interior de la misma tuvo que escuchar la frase de un trabajador diciendo “me cago en tu puta madre”.

El cocinero le respondió de forma irónica “Yo le mando sus saludos a mi madre”.  Poco después se presentaba en el lugar un coche de la policía. Cuando los agentes le preguntaron a Chicote si había tenido algún problema, el chef les contó lo que había pasado:

“Yo he tocado la puerta y no me han atendido ni nada. Luego les he llamado por teléfono para hacerles unas preguntas y me han dicho que no van a hacer declaraciones. Lo único que he escuchado es a un señor decir que se caga en mi puta madre”.