Paz Padilla ha compartido dos íntimas y emotivas  fotografías en las que deja muy claro quermes están siendo sus grandes pilares para poder sostenerse

Paz Padilla se ha convertido en un ejemplo de superación para muchas personas. Su testimonio sobre el infierno vivido tras la muerte de su madre, su suegra y la del amor de su vida, su marido ,Antonio Juan Vidal, le ha valido para hacerse más fuerte y fijarse en lo esencial y básica que es la vida.

Muchos no la entendieron cuando ella misma decía una frase muy significativa en Sálvame, a raíz da la muerte del hijo de Ana Obregón, Aless Lequio: “La muerte forma parte de la vida”. Por esta frase fue criticada y casi linchada en redes, ignorando que se encontraba en el peor momento de su vida.

Así lo confesó en su emotiva entrevista del ‘Sábado Deluxe’ donde admitió que cuando dijo esa rotunda frase en directo, se derrumbó fuera del plató porque sabía que muy pronto debía enfrentarse de nuevo a la muerte. Tras el fallecimiento de su madre, la cómica hacía frente al peor momento de su vida:

La preciosas fotografías de Paz Padilla que han conmovido a sus seguidores en Instagram

Su marido y su gran amor, se encontraba gravemente enfermo, tras ser diagnosticado un tumor cerebral que no tenía cura. Ella dio lo mejor de sí misma y ayudó a su marido para que en su lecho de muerte estuviera lo más cómodo y feliz posible: “Murió en mis brazos” confesaba Paz en ‘Sábado Deluxe’ mientras se emocionaba al recordarlo.

Tras esta dura lección, a Paz la cambió la vida. Ahora es consciente de que la vida es muy corta y hay que saber disfrutar cada momento y cada segundo que nos regala la naturaleza y la vida, siempre siendo consciente que nada ese eterno.

Paz y sus grandes pilares: su hija y su perrita Martina

Paz reconocía que su hija, Anna Ferrer, se convirtió en su sombra durante el calvario de la enfermedad de su marido. Sobre todo en su recta final, cuando no se despegó de su madre ni un segundo para brindarle todo su apoyo. Pero Paz también tuvo la ayuda y la sigue tentando de su hermana, y de su perrita, Martina.

En las dos últimas fotografías publicadas en Instagram por la presentadora de Sálvame, aparece su inseparable Martina. Admitía en su retorno a la televisión, que su perra le brindó el mejor apoyo cuando se iba a dormir tras un duro día. Un amor incondicional, que en silencio, la ayudó a superar el trance más duro al que puede enfrentarse el ser humano.

View this post on Instagram

Cada una pensando en sus cosas @martinapadillaferrer

A post shared by Paz Padilla (@paz_padilla) on