El diestro José Ortega Cano, reaparecía el pasado 22 de enero, con motivo de la presentación del libro ‘Canta, Rocío, Canta’, escrito por Marina Bernal

El diestro José Ortega Cano, padre de Gloria Camila y José Fernando, reaparecía ante los medios el pasado 22 de enero, con motivo de la presentación del libro ‘Canta, Rocío, Canta‘, un homenaje a Rocío Jurado de la mano de la escritora Marina Bernal. Lo hacía sin la presencia de buena parte de su familia, como su propia hija, la ex pareja de Kiko Jiménez, y de Rocío Flores, nieta de ‘la más grande’.

Quien tampoco se dejó ver, pero por otra parte, tampoco se la esperaba, era la única hija biológica de la famosa cantante, Rocío Carrasco. La madre de Rocío y David Flores vive ajena a todo lo que organice su familia, con la que no se habla desde hace ya un tiempo considerable.

Pero junto a su marido, Fidel Albiac, si que parece querer a recordar a su madre, a través del musical ‘Qué no daría yo por ser Rocío Jurado‘, protagonizado por la actriz y cantante, Anabel Dueñas, con el que están cosechando cierto éxito.

La preocupante transformación física de José Ortega Cano, padre de Gloria Camila
José Ortega Cano en la actualidad, y en 2015, tras salir de prisión

José Ortega Cano reaparece con un rostro algo más demacrado, en la presentación del libro en homenaje a Rocío Jurado

Un desmejorado José Ortega Cano hacía acto de presencia el 22 de enero en ‘La Casa del Libro‘ de la Gran Vía de Madrid, donde se le rindió homenaje a la cantante más famosa de Chipiona, tras cumplirse 13 años de su muerte por un cáncer de páncreas. Rocío Jurado se fue habiendo luchando durante casi 2 años contra esta dura y silenciosa enfermedad, dejando un vacío desolador en su familia.

Los medios se percataban del cambio físico que ha experimentado el famoso ex torero. Visiblemente más delgado, con el pelo algo más largo y un rostro en el que destaca la ausencia de cejas. Lo cierto es que su paso por prisión cambió su vida para siempre y le dejó importantes secuelas, no sólo en su vida familiar, la sentimental también se vio duramente sacudida. Ana María Aldón, actual esposa del diestro con el que tiene un hijo, confesó que en plena polémica por dicho atropello, que llegó a plantearse el suicidio.

Tras haber sido condenado de homicidio imprudente, por la muerte de Carlos Parra al ir conduciendo con 1,26 gramos por litro de alcohol en sangre, se enfrentaba a una pena de 2 años y medio de cárcel. Después de su salida del centro penitenciario, su imagen comenzó a cambiar de manera significativa pero ahora es cuando su físico ha comenzado a preocupar.

El preocupante cambio físico de José Ortega Cano, padre de Gloria Camila
Jose Ortega Cano, en ‘La casa del Libro’ el pasado 22 de enero