Inés Ballester coronavirus

La veterana presentadora de televisión confiesa que ha llegado a vivir momentos de soledad y de miedo

La periodista y presentadora de 61 años Inés Ballester, que presenta en la actualidad el programa ‘Está pasando’ de la cadena autonómica Telemadrid, ha confesado recientemente en una entrevista que estuvo ingresada 21 días en el hospital por el coronavirus.

En esa entrevista concedida al diario El País, la veterana presentadora de programas de televisión nacida en Burriana (Castellón) ha relatado que esas tres semanas ingresadas llegó a sentirse sola y muy asustada.

Ballester confesó que debido al miedo que llegó a sentir por la situación que estaba viviendo, muchas noches llegó a tener pesadillas mientras permaneció ingresada. En esas noches oscuras, llegó a pensar incluso en su final.

“Recuerdo que pensé cómo sería mi funeral, quién iría, qué dirían. Pero también fantaseé con irnos las amigas a tomar un gin tonic a la casa de Ibiza de Cristina Almeida”.

Espera regresar pronto a la televisión

La periodista castellonense, que inició su andadura en la pequeña pantalla a comienzos de los años 90 y que ha pasado por cadenas de televisión como Antena 3 o La 1, indicó que debido al Covid-19 se le diagnosticó neumonía bilateral severa.

La periodista relató que esa lucha contra el coronavirus fue dura, y que incluso “ha sido peor que el cáncer”. Hay que recordar que Inés ya luchó en su vida contra un cáncer de mamá, que logró superar hace tres años.

Sin embargo para la presentadora fue aún más duro el Covid-19, porque sintió algo que no tuvo con el cáncer, la soledad. Cuando pasó por el cáncer de mamá, estuvo rodeada de sus familiares y de otras personas que ya habían pasado por lo mismo.

En su relato, Ballester indicó que durante esas tres semanas llegó a pensar en su funeral: “Pensé cómo cómo sería mi funeral, quién iría, qué dirían. Pero también fantaseé con irnos las amigas a tomar un gin tonic a la casa de Ibiza de Cristina Almeida”.

Ahora tras haber superado el coronavirus y recibir el alta hospitalaria, la presentadora solo espera recuperarse del todo y volver al trabajo. Inés dio las gracias a sus médicos y por todas las muestras de cariño que ha recibido.