A finales del mes de  julio le cancelaron su programa en Telemadrid, que había sido aplazado desde marzo

No esta siendo un año fácil para nadie, ni tampoco para los trabajadores de los medios de comunicación. Desde que en marzo de este 2020 se decretase el Estado de Alarma por la pandemia del Covid-19, son numerosos los programas aplazados o definitivamente cancelados.

Si en el mundo empresarial son muchos los negocios que se están viendo obligados a echar el cierre, en la industria audiovisual muchas cadenas de televisión se han visto forzadas a tomar medidas muy difíciles.

Estas se han visto forzadas a paralizar por completo durante meses las grabaciones de sus ficciones o programas. Eso ha provocado que muchas series y programas fueran aplazados o cancelados, generando a su vez despidos.

Uno de esos programas cancelados es ‘De todo corazón’, que tenía muy buenos números de audiencia. Este programa centrado en la crónica social se emitía desde febrero de 2018 por Telemadrid, y estaba presentado por la periodista, presentadora y actriz catalana Sonia Ferrer.

Un “año complicado” en el terreno laboral

El programa del canal autonómico madrileño fue aplazado desde marzo de este año, debido a la pandemia del coronavirus. En el momento de ser aplazado, la idea era poder volver a grabar cuando la situación mejorase.

Sin embargo el canal madrileño decidió finalmente cancelar el programa. Esa decisión, tal y como reconocía la propia Sonia Ferrer poco después, la dejó en estado de “shock”. La cancelación pilló a la periodista disfrutando de sus vacaciones. Por lo que en aquel momento, no sabía que iba a pasar a partir del mes de septiembre.

En aquel instante la presentadora catalana declaró que estaba fuera, y que en poco tiempo esperaba poder hablar de nuevos proyectos y de su futuro en la cadena. Sin embargo, a día de hoy no han habido mas novedades sobre ello.

Aunque en lo referente al terreno laboral Sonia Ferrer reconocía que esta siendo “un año complicado”, en el terreno amoroso parece que las cosas le van mucho mejor con la relación que mantiene con uno de los hijos del malogrado Ángel Nieto, Pablo Motos: “todo bien, todo estupendo”.