La veterana periodista, María Teresa Campos, no quiso perderse el ‘Hormigas Blancas’ dedicado a su íntima amiga, Rocío Jurado

María Teresa Campos siempre consideró a Rocío Jurado como parte de su familia. Al fallecer ‘la más grande’ sintió la necesidad de que Rocío Carrasco se integrara en su familia. De hecho, no es la primera vez que admite que la que un día fue esposa de Antonio David Flores, es como su otra hija menor. Tanto Terelu como Carmen Borrego, también han llegado a confesar que Rociíto es como una hermana para ellas.

La veterana periodista nacida en Tetuán, no quiso perderse el especial de Rocío Jurado en el programa ‘Hormigas Blancas’, donde defendió a capa y espada la actitud de la famosa tonadillera en sus momentos más complicados, así como a Rocío Carrasco, la hija de la Chipionera la cual está pasando por un momento muy difícil en su vida.

Una situación en la que Rocío no se habla con ningún miembro de la familia de su madre, y en la que ha tenido que ver como la juzgan por acontecimientos del pasado que se tornan contra ella, tras la incursión de su hija mayor, Rocío Flores, en el universo de Telecinco y en la prensa rosa en general.

Una joven que ha visto como su madre la ignora tras implorarle en pleno directo de ‘Supervivientes 2020‘, un acercamiento. Y es que la hija de Rocío Carrasco lleva más de 7 años sin mediar palabra con sus hijos ni tener contacto con ellos. Una difícil situación propiciado por un terrible suceso que sacudió la vida de Rocío cuando su hija era aún una adolescente. Una pelea con su joven hija, hizo que ella acabara en el hospital y su hija ante un juez, siendo condenada a malos tratos continuados hacia su madre. Concretamente se la condenó por un delito de maltrato habitual, un delito de maltrato, una falta continuada de amenazas y una falta continuada de injurias”

María Teresa Campos atesora una valiosa información sobre este terrible suceso del pasado de Rocío Carrasco

La matriarca del clan Campos tenía, por aquel entonces, información privilegiada sobre la vida de Rocío Carrasco, cuando se estaba divorciando de Antonio David Flores. Una información que aún hoy en día no ha revelado debido a la discreción en la que ha resumido su vida la protagonista de esta polémica. Pero no solo ha sido testigo de primera mano de lo que aconteció cuando Rocío se separó del ex guardia civil, también conoce lo que ocurrió aquel día que su hija se marchó de casa para no volver.

Lo cierto es que Rocío podía haber dado su versión de los hechos para no quedar como una madre desapegada que ha rehusado cuidar de sus hijos. Pero no lo ha hecho ¿Por qué? María Teresa Campos tiene las suficientes pruebas para afirmar que Rocío Carraco tiene las de ganar en la guerra que un día comenzó con su divorcio y que aún no ha terminado.

Si Rocío Jurado nos estuviera viendo desde algún sitio no le habría gustado lo del principio” comentaba María Teresa en ‘Hormigas Blancas‘ sobre  las polémicas situaciones en las que su familia se ha visto involucrada en los últimos 14 años.

María Teresa Campos y la necesidad de que Rocío Carrasco “levante cabeza”

“Rocío no ha llegado a ver lo que su hija ha vivido y sigue viviendo… Si existe algo yo le digo a Rocío que tu hija levantará la cabeza y que alguna vez se hará justicia con tu hija”. Esto demuestra que la veterana periodista posee información privilegiada que podría salir a la luz para poder ayudar a quien considera una hija. La madre de David y de Rocío Flores ya lo advertía en la famosa rueda de prensa que concedió hace meses con motivo de la presentación del musical ‘Qué no daría yo por ser Rocío Jurado’:

Ya he dicho que el hecho de que yo no hable no significa que quien calla, otorga. El que calla está callado porque ha decidido estar callado hasta que deje de estarlo y decida hacer lo contrario” Una rotunda contestación que podría aventurar una pronta respuesta por parte de la hija de Rocío Jurado y así callar las bocas de su familia y poder por fin defenderse.