La rara enfermedad que forzó a Miriam Reyes a dejar el mundo de la televisión

La rara enfermedad que forzó a Miriam Reyes a dejar el mundo de la televisión

La modelo sufre desde hace 14 años una rara enfermedad llamada síndrome de Cushing

La modelo y presentadora tinerfeña Miriam Reyes sufre desde el 2005 el mal de Cushing, una rara enfermedad derivada de un tumor cerebral que logró superar en ese mismo año.

Miriam (46 años), que estuvo a punto de ganar el certamen de Miss España del año 1991 -lo ganó Sofía Mazagatos- inició a partir de ese momento una carrera en el mundo de la televisión. Por ella fue muy reconocida durante la década de los años 90.

Poco después del certamen comenzó a trabajar como azafata en Antena 3 en ‘El programa de Hermida’ al lado de uno de los grandes periodistas españoles, Jesus Hermida.

Dos años después presentaría su propio programa en la misma cadena de televisión, ‘El turista habitual’, junto a un por aquel entonces poco conocido Jordi González (Gran Hermano, Supervivientes).

Aunque su carrera en el mundo de la televisión le iba muy bien, Miriam no dejó de lado su faceta como modelo. Siguió trabajando en las pasarelas y prestando su imagen para realizar campañas de publicidad, como por ejemplo la firma Don Algodón.

La rara enfermedad que forzó a Miriam Reyes a dejar el mundo de la televisión

Sin embargo cuando todo parecía irle muy bien a la tinerfeña, una rara enfermedad se cruzó en su vida. Tras superar un tumor cerebral diagnosticado en el año 2005, la modelo comenzó a desarrollar el síndrome de Cushing.

Esta extraña enfermedad, derivada del tumor que había superado, hizo que su peso aumentara más de 20 kilos en pocos meses. Este síndrome produce una hinchazón en el cuerpo, crea llagas, cicatrices y puede desarrollar atrofia muscular especialmente en las piernas.

La diabetes o la hipertensión están también asociadas con esta grave enfermedad. La propia modelo confesaba hace pocos años que además de los síntomas visibles, uno de los problemas que más le afectaba era la taquicardia.