la reina letizia protagoniza un vergonzoso incidente

Un incidente impropio del cargo que ostenta

La familia real española ha sido siempre muy discreta en todo los relacionado con sus deplazamientos vacacionales, sobre todo la reina Letizia, muy severa en cuanto a tratar de mantener el anonimato de sus hijas, Leonor y Sofía.

Aunque en principio es algo normal, no sería noticia sino fuera por el incidente que la reina Letizia protagonizó en un vuelo hacia Italia, en concreto hacia Roma.

El viaje lo planearon en un vuelo regular, en clase bussines, tratando de pasar lo más desapercibidas posible, vestidas de forma natural y sin ninguna extravagancia que las pudiera delatar a los ojos de periodistas o paparazzis, ya que nadie tenía dato alguno sobre este viaje.

El incidente dentro del avión

Pues bien, tras tomar asiento las tres pasajeras, la reina Letizia ojeó a un joven que, con un móvil en las manos podía dar la impresión de haber hecho una foto, ni corta ni perezosa, Letizia se dirigió hacia él, quería saber si les había hecho alguna fotografía.

Quizás porque las reconoció, el pasajero asombrado por la situación, y para evitar problemas, le invitó a examinar el teléfono móvil, para que comprobara que no existía ninguna foto, a lo que ella se negó, quizás se dio cuenta que estaba yendo demasiado lejos, recapacitó, le pidió disculpas al joven y regresó de nuevo a su asiento.

Asombro de los que presenciaron el hecho

El resto de pasajeros se quedaron asombrados ante el inadecuado comportamiento de una persona tan ilustre y que ostenta un cargo tan importante. La obsesión de la reina Letizia por mantener alejadas de los focos a sus hijas quizás esté yendo demasiado lejos, incluso perdiendo las formas en una situación tan cotidiana como esa.

la reina letizia protagoniza un vergonzoso incidente