Kiko Matamoros quiso defender a su chica, Marta López, tras su bochornosa actuación en Miss World Spain 2019

Kiko Matamoros quiso defender a su novia, la modelo Marta López, pero es imposible defender lo indefendible. Si algo caracteriza a Kiko es que no le gusta perder ni a las chapas y seguro que se rebanó los sesos para buscar la mejor defensa y dejar en buen lugar a su joven pareja.

Lo cierto es que la presencia de Marta López en dicho certamen no fue bien recibido por el resto de concursantes, que vieron como los focos mediáticos se centraron sólo en ella. La joven oficializaba su relación con el polémico colaborador de ‘Sálvame’ antes de ser coronada como Miss Jaén, y esto levantó un enrome revuelo en el ‘mundillo’ de las misses.

Pero esta fama de rebote que le ha llegado a Marta, pudo no beneficiarle en la hora de intentar pugnar por el título de la más guapa de España. Durante el certamen y en uno de los momentos de más nervios del concurso, la temida pregunta del jurado, Marta se puso muy nerviosa y no supe qué contestar a esta pregunta: “Si pudiera encontrar una cura para una enfermedad, ¿cuál sería?”

“Si tuviera que elegir una enfermedad… sería el mal .. Es una enfermedad que está presente a lo largo de la historia. El mal es la enfermedad que el progreso trae, y está en nuestras manos curar esa maldad con la bondad”

Kiko Matamoros y su ridícula defensa a Marta López

Mientras ella misma aseguraba que se había puesto muy nerviosa y de ahí tan dudosa respuesta, Kiko trató de dejar en otra posición a su novia, algo que no ha convencido a nadie. El colaboradora de Sálvame, intentó justiciar esta respuesta con un razonamiento del desaparecido Eduardo Punset:

Si lo dijo es porque ella lo habrá leído en algún sitio. Punset hizo un reportaje sobre esto, y muchos psicólogos del mundo lo consideran una enfermedad. Hay que informase un poco más

Par más inri, Kiko Matamoros no llama inculta o no tilda de desacertada a su novia, Marta López, sino que invita a los demás a que leamos y nos cultivemos en el arte de las letras. Cómo decía el filósofo austriaco Karl Popper, “La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimiento, sino el hecho de negarse a adquirirlos”  Aplíquese el cuento, señor Matamoros.

Marta Lopez
Imagen: GTRES