La sorprendente nueva vida de Beatriz Montañer, ex presentadora de ‘El intermedio’

La que fuera presentadora de La Sexta dejó atrás los platós para vivir en medio de la naturaleza

Entre los años 2006 y 2011 la periodista Beatriz Montañer llego a ser una de las caras mas famosas de La Sexta y del mundo de la televisión, gracias a su labor como co-presentadora junto a El Gram Wyoming en el programa ‘El intermedio‘.

Sin embargo cuando mejor le iban las cosas y mas popularidad había alcanzado, la periodista nacida en Ciudad Real hace 43 años decidió cambiar de aires y se embarcó como colaboradora en el programa ‘Hable con ellas’.

Fue precisamente en ese programa, donde la periodista ciudadrealeña protagonizó un encontronazo con el cantante y presentador Bertín Osborne, debido a los puntos de vista distintos de ambos sobre la defensa de Pablo Iglesias a la política de Chávez

El encontronazo fue bastante sonado, ya que la periodista apostó pagarle al cantante 1.000 euros si era capaz de mostrar una frase del líder de Podemos y ex vicepresidente del Gobierno defendiendo el régimen venezolano. Finalmente la periodista perdió la apuesta, y termino pagando la cantidad citada.

Aquel episodio ocurrido en el 2014 significó un punto de reflexión en la vida de la ex presentadora de La Sexta, quien decidió dejar atrás el mundo de la televisión e inició una vida en medio de la naturaleza.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Beatriz Montañez (@beamontanez)

Publica un libro en el que relata las experiencias vividas desde que se alejó de todo

Y es que la periodista se alejo tanto de todo, que se fue a vivir a una casa abandonada en el campo. Desde entonces no habíamos sabido nada de ella, hasta su regreso recientemente tras publicar su libro ‘‘Niadela’’.

El libro esta basado en las experiencias que ha vivido durante todos estos años, sobre esa nueva vida alejada de la televisión y de la ciudad. Además la periodista concedía una entrevista al programa ‘Hoy por hoy’ de la Cadena Ser, donde entre otras cosas explicó los motivos por los cuales decidió alejarse de todo.

La periodista comento que en su vida existía demasiado ruido que le estaba provocando «inestabilidad», y que tenía que «parar y conocerme un poco más». Por eso decidió dar ese paso, que ha podido llevar a cabo gracias al dinero que consiguió trabajando en televisión.

Beatriz afirma que lo primero que hizo al llegar a la casa fue instalar un equipo fotovoltaico y que el agua viene de un pozo. Además reconoce que es muy estricta con el dinero, ya que apenas emplea unos 150 euros al mes para comer debido a que sus necesidades son pocas.

La periodista manchega reconoce que la vida en las afueras la ha vuelto mas sensible, y que «La soledad es la mejor amiga que he tenido nunca».