Kiko Matamoros ha publicado una fotografía en Instagram donde explica el sorprendente origen de sus antepasados

Kiko Matamoros, el  polémico colaborador de ‘Sálvame Diario‘, se encontraba disfrutando de unas merecidas vacaciones junto a Marta López Álamo, la modelo de 22 años que lo tiene enamorado. Así los hemos podido ver en sus respectivos perfiles de Instagram, bajo el sol de las idílicas playas de Tulum, en México, mientras en España se debatía el origen del enfrentamiento entre su Marta López y la hija de Makoke y Kiko, Anita Matamoros.

Lo cierto es que el Clan Matamoros parecen vivir en eterno drama o culebrón, según se mire. La ajetreada vida social de sus miembros ha provocado titulares tan diversos como dispares. Tanto Laura como Anita o Diego, los tres hijos más mediáticos de sus cinco vástagos, no han dejado de protagonizar alguna polémica durante este verano, mientras que Makoke, ex de Kiko y madre de su hija Anita, tampoco se ha quedado atrás y la hemos visto disfrutando entre otros destinos, de Ibiza.

Pero si alguien ha disfrutado de este verano tan extraño ha sido Kiko junto a Marta. Ya de vuelta a la rutina en Madrid, ambos tratan de volver a su normalidad. Mientras que Marta volvía al gimnasio para seguir trabajando su fibrado cuerpo, Kiko publicaba una foto en Instagram, donde hacía una sorprendente revelación sobre sus orígenes.

La sorprendente revelación de Kiko Matamoros sobre sus ancestros

Kiko Matamoros y sus sorprendentes orígenes allende los mares

Kiko Matamoros contaba una bonita historia a través de la cual descubrió cuáles eran sus orígenes. Sí, Kiko Matamoros desciende de esclavos cubanos negros, toda una revelación que ha dejando boquiabiertos a sus d¡seguidores en esta famosa red social:

Estando en el hospital tuve conocimiento de una historia que me llena de orgullo. Esa señora que aparece en la foto rodeada de sus cinco hijos, luciendo luto, es mi bisabuela materna por parte de padre. Benita, que así se llamaba, era descendiente de una esclava negra cubana, mi tatarabuela de la que desconozco el nombre, y fue entregada en una iglesia de Béjar y criada en una inclusa. Quizás a ella le deba mi fortaleza y la facilidad para que mi piel se oscurezca cuando me da el sol mínimamente.”