El paparazzi dejó en shock el pasado martes a todos con una anécdota del pasado cuando seguía a los Reyes

La Familia Real española suele llenar páginas y ser noticia en todos los medios prácticamente a diario, pero en los últimos días ese seguimiento ha sido mucho mayor de lo que suele ser habitual.

El motivo, la decisión tomada por el rey emérito Juan Carlos I de abandonar España por los escándalos de corrupción. Por ese motivo y como ya comentamos. los programa de televisión han estado informando sobre ello en las últimas fechas.

Uno de esos programas es el espacio estrella de las tardes de Telecinco que se emite de lunes a viernes, ‘Sálvame’. El programa de Mediaset recordó durante su emisión del pasado martes, la entrevista que la periodista británica Selina Scott le hizo al entonces Rey de España, Juan Carlos I.

Scott entrevistó al actual rey emérito de forma prolongada durante 15 días, para incluirlo en su documental ‘A year in Spain’.

La revelación del colaborador Gustavo González que dejó en shock a todos los presentes

Los colaboradores del programa hablaron sobre esa entrevista, pero uno de ellos, el paparazzi Gustavo González, sorprendió y dejó en estado de shock a sus compañeros, al público presente y a los espectadores.

El fotógrafo y colaborador habitual de ‘Sálvame‘ indicó que aquella entrevista no gustó nada en su momento a los medios españoles. Estaban molestos, ya que a ellos solo les permitieron hace su trabajo a 200 metros de distancia.

A raíz de esto, González reveló una anécdota que le sucedió a él cuando quiso sacar fotos a los Reyes. Él y un compañero gráfico estaban vestidos con ropa de camuflaje en una cala de Mallorca. Se habían preparado para tomar esas fotos.

En ese instante la guardia civil creyó que era un tirador. Tanto Gustavo González como su compañero fueron encañonados: “Me tuvieron encañonado durante 15 minutos. Nos apuntaron con la pistola al estilo película”.

González también indicó que tras ser cacheados los guardias quisieron requisar el material. Sin embargo se negó a ello, afirmando que no estaba cometiendo un delito: “no, que me lo requise un juez me lo llevé y se publicó”.