Ana María Aldón, mujer de José Ortega Cano, ha sufrido una transformación física y mental durante su concurso en ‘Supervivientes 2020’

Ana María Aldón, esposa del diestro José Ortega Cano, entraba a concursar en ‘Supervivientes 2020‘ para dejar de ser la ‘mujer de’. En múltiples ocasiones ha sido ella misma quien ha confesado a sus compañeros de aventura, que siempre ha vivido a la sombra de la imagen alargada de Rocío Jurado, y nunca se ha sentido a su altura en su matrimonio con el matador.

La discreta mujer que un día formalizó su relación con el diestro tras salir de la cárcel por homicidio imprudente, parece hoy otra persona. Atrás quedó la mala racha que hizo que se planteara quitarse la vida debido al polémico accidente de coche que llevó a Ortega Cano a prisión. Un dura confesión en el programa presentando por Bertín Osborne, ‘Mi casa es la tuya‘, que dejó a muchos con la piel de gallina: “Un día cogí el coche con la intención de suicidarme

Pero su incursión en este reality de supervivencia la ha transformado, no sólo físicamente sino mentalmente. Ana Maria solo tiene 43 años, la misma edad de Rocío Carrasco, la que un día Ortega Cano consideró su propia hija.

La transformación de Ana María Aldón, mujer de José Ortega Cano

La transformación física y metal de Ana María Aldón en ‘Supervivientes 2020’

El estar casada con una persona de 66 años ha hecho de su vida una rutina que está dispuesta a replantearse. Ha sido ella misma quien ha revelado en los Cayos Cochinos, que la rutina de madre y esposa ha llegado al tedio y a la desidia, mostrando su deseo de cambiarla.

El aspecto físico también podría ser su baza para completar este cambio que tanto necesitaba. Es evidente que Ana María ha perdido peso durante su concurso en el famoso reality. Su figura es mucho más esbelta y parece haber rejuvenecido, aparentando incluso menos edad de la que tiene. Una transformación que podría da un vuelco a su vida cuando regrese a España.

La transformación de Ana María Aldón, mujer de José Ortega Cano