El colaborador más polémico de la tardes de Telecinco se desprende de uno de sus tesoros más valiosos

Y es que el colaborador de ‘Sálvame Diario’, Kiko Hernández, no ha tenido más remedio que decir adiós a una de sus mayores joyas, la casa en el que vivía hasta hace apenas dos años junto a sus hijas Jimena y Abril. El tertuliano ha puesto en venta uno de sus inmuebles que tiene en Madrid por todo un pastizal.

Este tremendo pisazo que hasta el momento pertenece a Hernández se encuentra situado en unas de las zonas más privilegiadas de Chamberí, en el famoso barrio de Trafalgar, el cual consta de 150 metros cuadrados y su precio es de alrededor de los 800.000 euros.

El colaborador de ‘noticias bomba’ busca dueño para este lujoso piso muy luminoso, el cual está muy bien situado y no apto para todo bolsillo. Actualmente el padrazo de Mediaset vive en una urbanización a las afueras de Madrid, en un chalet con sus mellizas ya que prefiere preservar su intimidad y mantenerse lejos de toda mirada ‘fisgona’.

El anuncio publicitario de la inmobiliaria hace referencia a este piso madrileño de suelo de madera de alta calidad, techos altos y grandes ventanales. Es de una sola planta y posee un gran salón que incluye balcones hacia el exterior con vistas al paseo principal. Cocina independiente, tres dormitorios y dos cuartos de baño completamente equipados. Eso sí, no la vende amueblada.

Kiko Hernández vive actualmente en su chalet de 500 metros cuadrados habitables y parcela de alrededor de 2.000 metros. Según informes de un periódico digital, su vivienda consta de cuatro plantas que posee un gran salón con aforo para 16 personas, sala de juegos, gimnasio y una gran piscina.

Kiko Hernández es propietario de varias casas

El colaborador televisivo de ‘Sálvame’ anteriormente trabajaba en una inmobiliaria por lo que nunca ha negado su gran experiencia en la compra y venta de inmuebles y gracias a esto y a su ya conocida personalidad ahorradora, ya son varias las casas que ha adquirido y es propietario.

Con los años que lleva trabajando en la pequeña pantalla, Hernández ha querido ‘despedirse’ de una de ellas, aunque ya lo hizo en otra ocasión, hace tres años con su famoso chalet ‘Villa Chatín’ al no adaptarse con sus dos pequeñas y además por seguridad del robo en el chalet. Esta vez ha querido desprenderse de su pisazo del centro de Madrid.

La 'triste despedida' de Kiko Hernández (Sálvame) al perder una de sus mayores joyas